En el pasado quedaron los tiempos en que lugares como el restaurante del Hotel City y el Bar Inglés de calle Bandera concentraban las reuniones de buena parte de los abogados y jueces de la capital. La ciudad ha cambiado y tanto tribunales como estudios legales se han dispersado por Santiago. Aun así, ciertas rutinas siguen dándose, aunque ahora en otros sitios.

  • 19 julio, 2018
Fotos: Verónica Ortíz

El día a día de los abogados no se limita solo a alegar o presentar escritos en tribunales, también es necesario conversar con clientes, colegas y hasta periodistas. Además, por lo general se generan tiempos de espera –algunos más largos que otros– entre diligencia y diligencia. Cafés, bares y restaurantes son buenos espacios para estos fines. Aquí revisamos algunos de los más emblemáticos.

El centro es el centro

A pesar de la continua fuga de oficinas de abogados hacia la zona oriente de la ciudad, el centro de Santiago sigue siendo un área que concentra una fuerte actividad legal. Mal que mal, aún quedan algunos juzgados funcionando y el Palacio de Justicia, y la presencia de abogados en distintos tipos de locales es parte del paisaje. Para empezar, está el clásico Café Haití del Paseo Ahumada, donde todavía se reúnen desde temprano en la mañana y hasta después de almuerzo un buen número de profesionales de la ley –sobre todo los más antiguos– a compartir con otros colegas o –muchas veces– discutir temas legales con clientes. Otro café que durante las mañanas se repleta de abogados es el Copacabana de calle Bandera. Aquí se dan dos tipos de dinámicas. Como está prácticamente al lado de una puerta lateral del Palacio de Justicia, los abogados suelen visitar su primer piso para tomar un rápido café –muchas veces de pie–en algún espacio de tiempo que se genera entre alegatos. La otra rutina, más calmada, se da en el segundo piso del café, donde se generan reuniones entre abogados o incluso intercambios de información con periodistas, detectives y otros profesionales relacionados con el mundo de los tribunales. Otro lugar muy visitado es el restaurante Blue Jar, que en el pasaje Amanda Labarca recibe a un buen número de abogados provenientes no solo de tribunales, sino que también de las distintas reparticiones públicas cercanas –incluída La Moneda– donde trabajan. Acá el promedio de edad de los “colegas” es inferior al de los otros cafés y –damos fe– la calidad de la comida, en general, es infinitamente superior.

En la onda café no podemos dejar de mencionar al Starbucks que está dentro del centro comercial Espacio M de calle Compañía, donde cada vez más abogados se dan cita a toda hora. Algunos dicen que esto se debe a su cercanía con los tribunales y otros argumentan que por estar dentro de un centro comercial otorga más privacidad. Pero como no solo de café se puede vivir, y los abogados no son la excepción, también hay que mencionar algunos bares del sector donde el gremio bebe y come según sus tiempos. En este ámbito, los preferidos son el Ciro’s de Bandera y el Bar Nacional de Huérfanos. En ambos lugares, entre la más variada gama de parroquianos, los abogados siguen siendo un gremio de fuerte presencia. Para comer rápido, como su nombre lo dice, el tradicional El Rápido de Bandera sigue concentrando a una buena cantidad de juristas, sobre todo a media mañana, cuando el hambre arrecia. “Los abogados suelen andar apurados, así que nuestro sistema les viene de perilla”, nos cuentan en este clásico local.

Los “nuevos” tribunales

Desde que comenzó a funcionar en 2006, el Centro de Justicia de Santiago paulatinamente empezó a concentrar buena parte de la actividad judicial de la capital. Mal que mal, en este lugar funcionan catorce Juzgados de Garantía y siete Tribunales de Juicio Oral. Por lo mismo, son varios los abogados que deambulan por las inmediaciones de esta construcción en avenida Pedro Montt. Los juristas que acuden al Centro de Justicia –vía auto o metro– suelen pasar parte importante de sus jornadas en este amplio edificio. Por lo mismo, una parada matutina obligada de muchos se da en La Porchetta, también en la calle Pedro Montt, donde hacen una pausa antes de asistir a alguna audiencia, con una paila de huevos revueltos y un café; lo más solicitado a esas horas. Al almuerzo, el lugar también es bastante concurrido y lo que mandan son sus pastas y pizzas. “Bastante contundentes”, explica un abogado, agregando que “es algo que se agradece tras una mañana completa alegando frente a un juez”. Otro punto alto a la hora de almuerzo en esta zona es Donde Alfonso, en avenida Viel, donde las carnes, pescados y las ensaladas –para los que se cuidan– son las preparaciones que mandan. Los que están con más tiempo, muchas veces optan por lugares tradicionales pero algo más alejados para almorzar, es el caso de los muy apetitosos Delicias de Quirihue y Ana María, en las inmediaciones del Parque O’Higgins. A medida que avanza la tarde, la actividad legal va decayendo por esos lados. “No es un sector con muchos atractivos como para quedarse a tomar un trago con un colega, por lo que la mayoría nos trasladamos al centro o Providencia, dependiendo de la hora”, reconoce un abogado.

Al oriente

Durante la última década, gran parte de los más prestigiosos estudios de abogados se han mudado al sector oriente de Santiago, específicamente al sector de Plaza Perú y avenida Isidora Goyenechea, en Las Condes. Por lo mismo, cada vez es más común toparse con abogados compartiendo un café, un almuerzo o simplemente una copa en alguno de los numerosos comercios de esta zona. A la hora de almuerzo, las mesas con abogados son comunes en sitios como el Kilómetro Cero o la Confitería Torres. Un poco más lejos, en Augusto Leguía Norte, el Happening y sus carnes a la parrilla congregan a gente de ley a la hora de almuerzo. También en este horario es posible toparse a abogados compartiendo alguna pizza en el Tiramisú. Ya entrada la tarde, o derechamente la noche, las reuniones se trasladan a lugares como el nuevo Ciro’s de Isidora o –para los más exclusivos y reservados– el bar del Hotel Ritz Carlton. “Al final, el lugar elegido depende de cuánto facture el colega”, dice –medio en broma, medio en serio– un abogado que se mueve bastante por este sector.

Direcciones

• Café Haití: Ahumada 140, teléfono 226981284, Santiago.
• Café Copacabana: Bandera 314, teléfono 226960737, Santiago.
• Blue Jar: Amanda Labarca 102, teléfono 961554650, Santiago.
• Starbucks: Compañía 1214 Local 112, teléfono 229410039, Santiago.
• Ciro’s: Bandera 220, teléfono 226960135, Santiago. Isidora Goyenechea 2971, teléfono 227692222, Las Condes.
• Bar Nacional: Huérfanos 1109, teléfono 226953368, Santiago.
• El Rápido: Bandera 347, teléfono 226722375, Santiago.
• La Porchetta: Pedro Montt 1679, teléfono 225053517, Santiago.
• Donde Alfonso: Avenida Viel 1985, teléfono 225556857, Santiago.
• Las Delicias de Quirihue: Domeyko 2059, teléfono 226951096, Santiago.
• Ana María: Club Hípico 476, teléfono 226984064, Santiago.
• Kilómetro 0: Isidora Goyenechea 3000, teléfono 222457077, Las Condes.
• Confitería Torres: Isidora Goyenechea 2962, teléfono 223332639, Las Condes.
• Tiramisú: Isidora Goyenechea 3141, teléfono 225194900, Las Condes.
• Happening: Apoquindo 3090, teléfono 223621092, Las Condes.
• Hotel Ritz Carlton: El Alcalde 15, teléfono 224737508, Las Condes.