La piratería ha alcanzado niveles muy elevados en diversos países y Chile no ha sido la excepción. Según recientes estudios de la Business Software Alliance (BSA) e IDC, el 62% del software que existe en el país es pirata, lo que nos ubica en el tope de la lista de las naciones que utilizan software ilegal entre los miembros de la OCDE.

  • 21 octubre, 2011

La piratería ha alcanzado niveles muy elevados en diversos países y Chile no ha sido la excepción. Según recientes estudios de la Business Software Alliance (BSA) e IDC, el 62% del software que existe en el país es pirata, lo que nos ubica en el tope de la lista de las naciones que utilizan software ilegal entre los miembros de la OCDE.

Como una forma de combatir estos altos índices de piratería a nivel mundial, los estados de Washington y Luisiana aprobaron recientemente leyes de competencia desleal (Unfair Competition Acts) que buscan garantizar que los productos que se venden en estos estados no hayan sido fabricados utilizando tecnologías de información ilegales.

De esta manera, los fabricantes de cualquier parte del mundo que utilicen sistemas de TI ilegales en sus operaciones y luego exporten sus productos para venta en Washington y Luisiana ponen sus productos en riesgo de ser incautados. El incumplimiento de estas leyes puede conllevar, además, una multa de hasta 250.000 dólares y podría terminar en la prohibición de venta en el Estado de Washington. Y podrían sumarse otros estados.

Según las nuevas normativas, quedan exentos de su aplicación alimentos y medicamentos y no abarcan servicios, sino sólo productos manufacturados o ensamblados.

Por Rodrigo Rojas
Abogado Asesor de la ACTI
Director de Postgrados y Extensión de la facultad de Derecho de la UAI

Si bien estas nuevas leyes buscan nivelar la cancha para que todas las empresas compitan bajo las mismas condiciones, podrían tener fuertes repercusiones en el caso de Chile, que tiene elevados niveles de piratería y que el año pasado perdió 349 millones de dólares por este concepto; es decir, casi un millón de dólares diario.

La normativa podría perjudicar la relación comercial de Chile con EEUU, considerando que la mayor potencia mundial es el tercer destino de las exportaciones de nuestro país. Según cifras de comercio bilateral, en el primer semestre de este año Chile exportó 5.600 millones de dólares a Estados Unidos, cifra histórica para los primeros siete meses del año. Además, EEUU es el destino exportador que involucra mayor número de empresas, según cifras de la AmCham. Un total de 1.780 compañías locales envió sus productos a ese país durante el primer semestre de este año.

El cumplimiento en el uso de tecnologías de información legales puede ser un diferenciador competitivo en el mercado global, y es importante sobre todo para un país como Chile, atendiendo a las normativas vigentes según el tratado de libre comercio entre ambos países.

Por otra parte, las empresas se están enfocando cada vez más en hacer negocios con compañías regidas por altos estándares legales. De esta manera, las firmas que pueden certificar un uso legal de TI tendrán mejor reputación y, por lo tanto, una ventaja competitiva frente a otras que no respeten los derechos de propiedad intelectual.

Los estados norteamericanos de Washington y Luisiana han descubierto una forma simple y efectiva para luchar contra la piratería desde una perspectiva positiva, moviendo a las empresas a certificar el uso de tecnología lícita.