¿Centrales de pasada, biomasa, geotermia, solar o eólicas? Las ERNC llegaron para quedarse. Actualmente hay 700 proyectos de este tipo en el país y la lista promete seguir creciendo. Conozca quiénes están detrás de estas iniciativas y en qué consisten. Además, sepa quién es José Manuel Entrecanales y su cruzada verde; entérese de los ejemplos más novedosos de eficiencia energética en el mundo y sorpréndase con la casa sustentable del científico Marcelo Mena.

  • 29 marzo, 2012

¿Centrales de pasada, biomasa, geotermia, solar o eólicas? Las ERNC llegaron para quedarse. Actualmente hay 700 proyectos de este tipo en el país y la lista promete seguir creciendo. Conozca quiénes están detrás de estas iniciativas y en qué consisten. Además, sepa quién es José Manuel Entrecanales y su cruzada verde; entérese de los ejemplos más novedosos de eficiencia energética en el mundo y sorpréndase con la casa sustentable del científico Marcelo Mena.

El mapa de las energías verdes
Entrecanales en Chile
Galería: Bien hecho
Vivir Verde
Cifras

{mospagebreak}

El mapa de las energías verdes

 

Hoy son 700 las centrales que operan con energías renovables en Chile, megawatts que sólo representan el 3% de la matriz energética. La Ley 20/20, que nos obliga a subir este número a 20% para el año 2020, ya está vigente y, por lo mismo, el escenario cambiará radicalmente. De hecho, estamos a semanas de ver el primer parque fotovoltaico del desierto, que usará al sol como motor. Por M. Cristina Goyeneche.

No se trata de un ballet y el escenario no es el del Teatro Municipal. Sin embargo, imaginar 4 mil paneles fotovoltaicos moviéndose milimétricamente junto con el sol con las arenas del desierto de Atacama como telón de fondo y su silencio como música incidental puede ser una experiencia fuerte. Conmovedora, incluso. Y es que esto será lo que veremos dentro de un par de meses, cuando se inaugure la primera planta industrial fotovoltaica de Chile.

Se trata de Calama Solar 3, construida por Solarpack Chile por encargo de Codelco para alimentar las faenas de Chuquicamata. Demandó una inversión de 4 millones de dólares y tendrá una potencia de 1 MW. Además, es la primera estación del mundo que se levanta sin financiamiento estatal y, en términos técnicos, tiene un factor de planta del 31% (lo que quiere decir que al año opera el 31% del tiempo versus el 22% promedio de sus colegas en el mundo).

Después vendrán muchas más. De hecho, hay más de 400 proyectos que ya tienen aprobados los estudios de impacto ambiental por parte de la autoridad. Atacama Solar y Complejo Solar Pica son los más notorios, tanto por su potencia (250 y 90 MW respectivamente) como por el monto de la inversión involucrada (773 millones de dólares y 228 millones, respectivamente).

Lo mismo ocurre, por ejemplo, con los molinos de viento. Hoy ya existen 180 parques eólicos repartidos por el país, hay varios más en construcción y son sobre los 2 mil los proyectos que ya tienen el timbre del SEIA aprobado.

La biomasa, otras de las Energías Renovables No Convencionales (ERNC), que tiene fuerte presencia, también avanza, particularmente, de la mano de las empresas que las levantan para su propio autoconsumo como, por ejemplo, las productoras de celulosa. La operación de este tipo de centrales se produce a través de la combustión de materia orgánica vegetal o animal, proceso que, al emitir calor, permite generar electricidad. Hoy, de hecho, hay 170 plantas en construcción.

Las mini centrales hidráulicas viven un escenario muy similar: sobre las 200 operando y varias decenas esperando a ser construidas. La norma dice que para calificar como ERNC este tipo de proyectos deben tener una potencia menor a los 20 MW. De ahí que se trate de centrales de pasada, mayoritariamente. “Creemos que jugarán un rol importante a futuro debido a su factor de planta alto y predecible (puede superar el 80%), su eficiencia energética, dadas sus bajas pérdidas, y porque al incorporar a pequeños generadores reduce la concentración de la industria”, explica Pedro Matthei, presidente de la Asociación de Pequeñas y Medianas Centrales Hidroeléctricas, APEMEC.

Solamente queda en deuda la geotermia, donde sólo existen proyectos de prospección y evaluación pero nada concreto aún, pues son 50 las iniciativas presentadas que todavía esperan calificación.

La energía mareomotriz y el biogás como combustible son también parte de las ERNC. Mientras en la primera opción no hay nada concreto, el biogás cobra fuerza. De hecho, Metrogas, en alianza con Aguas Andinas, tiene una planta de elaboración en La Farfana desde hace cuatro años. Ahí se obtiene biogás a partir del tratamiento de las aguas servidas, el que es transformado en gas de ciudad y distribuido a 20 mil hogares de Santiago.

Mirando al 2020
Sin embargo aún queda trecho por caminar; particularmente, tras la reciente entrada en vigencia de la Ley 20/20, conocida así ya que obliga a dar un giro radical en la matriz energética del país. Si hoy las ERNC representan algo más de un 3%, para el año 2020 éstas tendrán que crecer al 20%. Actualmente, sobre el 60% de la electricidad se genera con combustibles fósiles en plantas térmicas y más del 30% lo producen las grandes represas hidroeléctricas.

Tremendo desafío el que se viene por delante. Y es que en términos de atributos no hay duda del beneficio de las ERNC para un país. Más aún, cuando cada día son más las empresas, particularmente mineras, que levantan plantas de este tipo para abastecerse a costos menores. De partida, las ERNC ayudan a diversificar y disminuir la vulnerabilidad del sistema y sus costos de generación son más estables. Además proveen un suministro confiable en escalas de tiempo largas (eólica o biomasa), suele tratarse de proyectos pequeños y modulares de fácil instalación geográfica y requieren de menores tiempos de maduración y construcción (pequeñas centrales hidráulicas). Calama Solar 3, de hecho, se levantó en cuatro meses.

En la vereda de enfrente están los inconvenientes, muchos de ellos no menores. El principal, quizás, tiene que ver con la intermitencia del suministro, porque lo que ocurra con los vientos o con la potencia del sol está más unido a la mano de Dios que a la del hombre. De ahí que todos coincidan en que las ERNC deben aumentar su presencia en la matriz, pero ser también un complemento y no la columna vertebral.

Según un reciente informe del Instituto Libertad y Desarrollo tampoco será fácil cumplir con lo establecido en la Ley 20/20. Para esa fecha el país demandará sobre los 98.000 GWh, lo que obligaría –siguiendo la proporción– que 19.500 GWh de energía provengan de ENRC. Para hacer posible esta meta habría que incorporar en los próximos 8 años 5.000 MW por la vía de fuentes no convencionales. Sin embargo, la Comisión Nacional de Energía estima para 2020 una capacidad instalada de ERNC de 1.345 MW entre el SIC y el SING, “lo que revela que habría que forzar fuertemente el ingreso de ERNC para lograr la meta propuesta”, concluye el informe.

El punto está en que la presión por cumplir la meta podría incentivar la construcción de plantas ineficientes y/o económicamente poco rentables, haciendo que el efecto colateral sea un alza en el costo promedio de la energía. Es verdad, sería más verde, pero también más cara. El clásico dilema del desarrollo que deja aún abierta la pregunta sobre cómo fomentar una matriz energética limpia, segura y barata.

 

 

I Región

Nombre: Planta Solar Fotovoltaica Pozo Almonte I, II y III
Empresa: Pozo Almonte Solar S.A.
Tipo de energía: solar
Ubicación: Pozo Almonte
Potencia: 9 MW (Planta I), 7,5 MW (Planta II) y 16 MW (Planta III)
Inversión estimada: US$ 15 millones las tres
Estado: aprobado SEIA (2011)

Nombre: Parque Fotovoltaico
Atacama Solar
Empresa: Atacama Solar
Ubicación: Matilla
Tipo de energía: solar
Potencia: 250 MW
Inversión estimada: US$ 773 millones
Estado: aprobado SEIA (2011)

Nombre: El Toro y El Boro
Empresa: Aguas Nuevas
Ubicación: Alto Hospicio
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 2,2 MW en total
Inversión: US$ 5 millones en ambas plantas
Estado: en operaciones desde 2010

II Región

Nombre: Planta Solar Fotovoltaica Calama Solar I, II y III
Empresa: Calama Solar
Ubicación: Calama
Tipo de energía: solar
Potencia: 9 MW I y II. 1 MW III
Inversión estimada: US$ 40 millones para I y II. US$ 4 millones para III.
Estado: aprobado SEIA (2010) para I y II. Calama Solar III inicia sus operaciones el primer semestre de este año.

Nombre: Granja Eólica Calama
Empresa: Codelco
Ubicación: Calama
Tipo de energía: eólica
Potencia: 250 MW
Inversión estimada: US$ 700 millones
Estado: aprobado SEIA (2010)

Nombre: Parque Eólico Ckani
Empresa: Empresa AM eólica
Alto Loa S.p.A.
Ubicación: Calama
Tipo de energía: eólica
Potencia: 240 MW
Inversión estimada: US$ 500 millones
Estado: aprobado SEIA (2011)

III Región

Nombre: Central Hidroeléctrica Río Huasco
Empresa: Gestión de Proyectos
Eléctricos S.A.
Ubicación: Río Huasco
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 5,4 MW
Inversión estimada: US$ 7,5 millones
Estado: aprobado SEIA (2010)

IV Región

Nombre: Parque Eólico El Arrayán
Empresa: Pattern Chile Holdings Ltda.
Ubicación: El Arrayán
Tipo de energía: eólica
Potencia: 101,2 MW
Inversión estimada: US$ 288 millones
Estado: aprobado SEIA (2010)

Nombre: Parque Eólico Talinay
Empresa: Eólica Talinay S.A.
Ubicación: Ovalle
Tipo de energía: eólica
Potencia: 500 MW
Inversión estimada: US$ 1.238 millones
Estado: aprobado SEIA (2008)

Nombre: Central Hidroeléctrica Balalita
Empresa: Enhol
Ubicación: Vicuña
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 11 MW
Inversión estimada: US$ 22 millones
Estado: aprobado SEIA (2006)

Nombre: Canela I y II
Empresa: Endesa
Ubicación: Canela, Los Vilos
Tipo de energía: eólica
Potencia: 18,2 MW (I) y 60 MW (II)
Estado: en operaciones desde 2007 y 2009 respectivamente.

Nombre: Central Hidroeléctrica La Paloma
Empresa: Hidropaloma S.A.
Ubicación: Monte Patria
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 4,5 MW
Inversión estimada: US$ 8 millones
Estado: en operaciones de 2010

V Región

Nombre: Parque Eólico Laguna Verde
Empresa: Inversiones EW Ltda.
Ubicación: Valparaíso
Tipo de energía: eólica
Potencia: 24 MW
Inversión estimada: US$ 47 millones
Estado: aprobado SEIA (2009)

Nombre: Chacabuquito
Empresa: Colbún
Ubicación: Los Andes
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 25,5 MW
Estado: aprobado SEIA (2009)

VI Region

Nombre: Coya U5
Empresa: Hidroeléctrica
Cachapoal S.A.
Ubicación: Coya
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 11 MW
Estado: en operaciones desde 2008

Nombre: Central Energía Pacífico
Empresa: Energía Pacífico S.S.
Ubicación: San Francisco de Mostazal
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 16,5 MW
Estado: en operaciones desde 2011

Nombre: Central Hidroeléctrica
Convento Viejo
Empresa: Central Hidroeléctrica Convento Viejo S.A.
Ubicación: Chimbarongo
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 14 MW
Inversión estimada: US$ 12,6
Estado: aprobado SEIA (2007)

Nombre: Cachapoal Alto Chacayes
Empresa: Pacific Hydro
Ubicación: Valle del Alto Cachapoal
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 111 MW
Inversión: US$ 450 millones
Estado: en operaciones desde 2011

RM

Nombre: Loma Los Colorados II
Empresa: KDM Energía y Servicios S.A.
Ubicación: Santiago
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 7,1 MW
Estado: en operación desde 2011

Nombre: Mallarauco
Empresa: Canalistas de Mallarauco
Ubicación: Melipilla
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 3,4 MW
Estado: en operaciones desde 2011

VII Región

Nombre: Celco-Constitución
Empresa: Celulosa Arauco
Ubicación: Constitución
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 8 MW
Estado: en operación desde 1996

Nombre: Central Hidroeléctrica Chiburgo
Empresa: Endesa
Ubicación: Río Maule
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 19,4 MW
Estado: en operaciones desde 2007

Nombre: Planta Térmica
Cogeneración Viñales
Empresa: Aserraderos Arauco S.A.
Ubicación: Constitución
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 41 MW
Inversión estimada: US$ 132 millones
Estado: aprobado SEIA (2009)VIII Región

Nombre: Parque Eólico Arauco
Empresa: Element Power Chile S.A.
Ubicación: Arauco
Tipo de energía: eólica
Potencia: 100 MW
Inversión estimada: US$ 235 millones
Estado: aprobado SEIA (2010)

Nombre: Arauco
Empresa: Arauco
Ubicación: Arauco
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 30,1 MW
Estado: en operaciones desde 1996

Nombre: Nueva Aldea I y III
Empresa: Arauco
Ubicación: Nueva Aldea
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 14 MW (I) y 37 MW (III)
Estado: en operaciones desde 2005 y 2006 respectivamente

Nombre: Parque eólico Cristoro
Empresa: Cristalerías Toro
Ubicación: Lebu
Tipo de energía: eólica
Potencia: 6,5 MW
Estado: en operaciones desde 2009

Nombre: Central Palmucho
Empresa: Endesa
Ubicación: Ralco
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 32 MW
Estado: en operaciones desde 2007

IX Región

Nombre: Parque Eólico Collipulli
Empresa: Ener Renova S.A.
Ubicación: Collipulli
Tipo de energía: eólica
Potencia: 48 MW
Inversión estimada: US$ 108 millones
Estado: aprobado SEIA (2011)

Nombre: Mini Central Hidroeléctrica Río Picoiquén
Empresa: Hidroenergía Chile Ltda.
Ubicación: Angol
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 19,2 MW
Inversión estimada: US$ 45 millones
Estado: aprobado SEIA (2011)

Nombre: Bioenergía Lautaro
Empresa: Comasa
Ubicación: Lautaro
Tipo de energía: biomasa
Potencia: 25 MW
Estado: en operaciones desde 2011

Nombre: Trueno
Empresa: Empresa Eléctrica Guacolda S.A.
Ubicación: Vicún, Río Trueno
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 5,7 MW
Estado: en operaciones desde 2010

X Región

Nombre: Parque Eólico San Pedro
Empresa: Bosques de Chiloé S.A.
Ubicación: San Pedro
Tipo de energía: eólica
Potencia: 36 MW
Inversión estimada: US$ 100 millones
Estado: aprobado SEIA (2011)

Nombre: Parque Eólico Chiloé
Empresa: Ecopower
Ubicación: Mar Brava y Guapilacuy
Tipo de energía: eólica
Potencia: 112 MW
Inversión estimada: US$ 235 millones
Estado: aprobado SEIA (2011)

Nombre: Conjunto Hidroeléctrico Bonito
Empresa: Hidrobonito S.A.
Ubicación: Puerto Octay
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 12 MW
Inversión estimada: US$ 30 millones
Estado: aprobado SEIA (2012)

Nombre: Hidroeléctrica Dongo SPA
Empresa: Inversiones Navitas Holdings Ltda.
Ubicación: Chonchi
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 6 MW
Estado: en operaciones desde 2010

Nombre: Ampliación Alto Baguales
Empresa: Empresa Eléctrica de Aysén S.A.
Ubicación: Puerto Aysén
Tipo de energía: eólica
Potencia: 1,7 MW
Inversión estimada: US$ 4,3 millones
Estado: aprobado SEIA (2008)

Nombre: Parque Eólico El Toqui
Empresa: Compañía Minera El Toqui/Seawind
Ubicación: Coyhaique
Tipo de energía: eólica
Potencia: 1,5 MW
Estado: en operaciones desde 2011

Nombre: Lago Atravesado
Empresa: Empresa Eléctrica de Aisén S.A.
Ubicación: Coyhaique
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 11 MW
Estado: en operaciones desde 2003

XII Region

Nombre: Parque Eólico Cabo Negro
Empresa: Methanex Chile S.A.
Ubicación: Punta Arenas
Tipo de energía: eólica
Potencia: 2,3 MW
Estado: en operaciones desde 2003

XIV Region

Nombre: Central Hidroeléctrica Licán S.A.
Empresa: Inversiones Candelaria
Ubicación: Río Bueno
Tipo de energía: hidráulica de pasada
Potencia: 18 MW
Estado: en operaciones desde 2004

Nombre: Minicentral Hidroeléctrica de Pasada Casualidad
Empresa: Hidroenergía Chile Ltda./Hidroaustral S.A.
Ubicación: Río Bueno
Tipo de energía: hidráulica
Potencia: 21 MW
Inversión estimada: US$ 35 millones
Estado: aprobado SEIA (2008)

{mospagebreak}

La cruzada verde de Entrecanales en Chile

Está empeñado en invertir en Chile. Visitó el país en diciembre, se reunió con el presidente Piñera, recibió al ministro Álvarez en Madrid y mira con atención los nuevos planes energéticos que está desarrollando la cartera de energía chilena. El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ya tiene una buena pata puesta acá en infraestructura, pero ahora su apuesta es liderar el negocio de las energías renovables. Por Luz Fernández Espinosa, desde España.

Independencia energética = seguridad nacional + recursos naturales abundantes = energía solar, eólica y geotermia. Esa es la ecuación en la que cree el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales. Y que quiere traer a Chile. De hecho, twiteó el algoritmo desde aquí la última vez que visitó el país, en diciembre pasado.

Su apuesta por estas tierras va a firme. Se lo dijo al propio presidente Sebastián Piñera el 7 de diciembre en La Moneda. Y aunque se trató de una reunión protocolar Entrecanales le dejó claro que, desde su mirada, Acciona Energía tiene la solución para las necesidades energéticas chilenas: más megawatts y menos emisiones.

Inteligente como es este licenciado en Económicas de la Universidad Complutense, Piñera se entusiasmó de inmediato.

Entrecanales ya es el principal operador de energía eólica de México y quiere repetir esa experiencia en la región. De hecho, ya cerró un acuerdo en Costa Rica para la construcción del parque de Chiripa , un proyecto de 49.5 MW instalados.

Entrecanales (48) lidera la tercera generación de una elegante, tradicional y millonaria familia hispana, rankeada en Forbes igual que él. Es conocido dentro del empresariado local. Es amigo muy cercano de Juan Eduardo Errázuriz, en 2006 fue elegido empresario del año por la Cámara de Comercio Española y fue presidente de Endesa antes de que Acciona vendiera sus acciones a la italiana Enel.

Por lo demás, Acciona Infraestructura y Acciona Aguas están instaladas en Chile desde 1992 y suman ya importantes obras viales (ver recuadro). Todo ese capital, adquirido en términos de trabajo y relaciones, lo está utilizando hoy para hacer crecer en Chile su verdadera pasión: Acciona Energía.

Rápidos frutos
No pasó ni un mes desde la visita de Entrecanales a La Moneda cuando estaba en España una nutrida representación de políticos y empresarios chilenos, liderados por el ministro de Energía, Rodrigo Álvarez, y el entonces presidente del Senado, Guido Girardi quienes, acompañados de empresas mineras, conocieron de cerca cómo funciona el Centro de Control de Energías Renovables que supervisa información de 290 parques eólicos, 80 centrales hidroeléctricas, plantas solares, de biomasa, de cogeneración y dos centenares de subestaciones de transformación.

Allá los recibió el mismísimo Entrecanales, quien cerró el Museo del Prado para una visita guiada de los chilenos y luego los homenajeó con una gran comida.

Y es que Acciona tiene grandes esperanzas: quiere ser uno de los principales adjudicatarios de los nuevos proyectos energéticos de Piñera y convertirse en una alternativa real de sustentabilidad para las mineras. Por eso, a nadie sorprendió que el 8 de marzo pasado cuando Sebastián Piñera visitó Madrid, Entrecanales fuera uno de los atentos auditores en la inauguración del Encuentro Empresarial hispano-chileno.

Apurando el tranco
Entrecanales viene con buena racha. Acaba de inaugurar tres nuevos parques en México que le sitúan como el principal operador de energía eólica del país azteca. Los parques de Oaxaca II, III y IV acumulan una potencia de 306 MW que se viene a sumar al Parque de Eurus que ya gestionaba Acciona, con 250 MW.

Quiere repetir esa experiencia en la región. De hecho, ya cerró un acuerdo para la construcción y el mantenimiento durante 20 años del parque de Chiripa con 49,5 MW instalados en Costa Rica.

Los problemas financieros de Europa están apurando el tranco, y Acciona necesita internacionalizarse aún más. Con las inversiones en los parques eólicos españoles paralizadas y los subsidios estatales suprimidos, José Manuel Entrecanales vende más que nunca sostenibilidad unida a energías verdes fuera de su país.

La empresa familiar es hoy una multinacional con operaciones en los cinco continentes que, pese a los problemas financieros de Europa, ha logrado seguir creciendo a un importante ritmo. En 2011, sus ganancias aumentaron en 20%, dando cuenta de lo acertada que ha sido su transformación en los últimos años.

De ser una boyante constructora se transformó en una empresa clave en el entramado energético español; primero, por su participación en Endesa y ahora, por su apuesta a las energías renovables.

Casado y padre de cuatro hijos, José Manuel Entrecanales Domecq ha sido el artífice de esta nueva mirada. Encarna una nueva generación de empresarios españoles que están sabiendo adaptar a los nuevos tiempos las empresas familiares heredadas. De hecho, en abril próximo asumirá la presidencia del Instituto de Empresas Familiares que también integran Inditex, Ferrovial, Mango y Planeta, entre otras.

De bajo perfil, quitado de bulla, amante del golf y fanático del polo, descubrió que la sostenibilidad es una magnífica carta de presentación y que, además, da beneficios.

Por eso, el foco de los mensajes y la publicidad de Acciona se centra en ello. La división de energía en 2011 aportó el 72,6% de su EBITDA con una potencia instalada de 8.221 MW, de los cuales 6.921 MW corresponden a energía eólica. Facturó 1.650 millones de euros en 2011, un 10,2% debido a las nuevas en gran parte instalaciones construidas fuera de España: 33% de los parques están fuera de la península.

Entrecanales es miembro del World Business Council for Sustainable Development y participa activamente en el Global Compact Lead y en el Corporate Leaders Group for Climate Change de Naciones Unidas.

En 2009, tras su salida de Endesa, dedicó los 5,5 millones de euros libres de impuestos de su indemnización a crear la Fundación para la Innovación en Sostenibilidad José Manuel Entrecanales, desde la cual orienta a empresas en el mejor aprovechamiento de los recursos naturales.

Del ladrillo al viento
La conversión de rey del ladrillo en adalid de las energías verdes empezó con su llegada a la presidencia de Acciona en 2004. La compañía ya había dado sus primeros pasos en las energías limpias a mediados de los 90, pero fue cuando sucede a su padre, José Manuel, que la firma empezó a hacer los movimientos que la convierten en un actor determinante en la eólica.

En 2005 compró EHN al gobierno navarro, una de las compañías pioneras españolas en la fabricación de aerogeneradores con una tecnología de punta y que situó en el mapa a la división de Acciona Windpower. Un año después adquirió CESA, propiedad de Mercapital y Bridgepoint, con la que logró reforzar su actividad como operador de renovables, quedándose con un 18% del

En 2009, tras su salida de Endesa, dedicó los 5,5 millones de euros libres de impuestos de su indemnización a crear la ‘Fundación para la Innovación en Sostenibilidad.

mercado español de la época.

Pero fue en 2007 cuando dio su golpe más definitivo: logró la presidencia de Endesa y la posterior venta del 25% que tenía a Enel, lo cual le reportó 11.100 millones de euros así como el derecho a quedarse con los activos de renovables de Endesa, que significaron sumar a su imperio más 2.105 MW instalados en España y Portugal; en su gran mayoría, de parques eólicos combinados con centrales hidráulicas.

Acciona salió de Endesa reforzada como uno de los principales productores de energía eólica del mundo. Ya era la segunda empresa de renovables en España, sólo detrás de Iberdrola, en un país que es el cuarto productor de este tipo de energía en el mundo.

Y aunque el 53% de los ingresos de Acciona sigue siendo por la constructora (en 2011 creció 13%), no es el sector que quita el sueño a Entrecanales. Tampoco le gusta demasiado resaltar su actividad inmobiliaria, de servicios logísticos o de transporte de lujo con Trasmediterránea. Todas estas áreas no encajan con la imagen verde que Entrecanales se ha empeñado en construir para Acciona.

De la venta de Endesa no sólo sacó suculentos dividendos. La proeza de Entrecanales, por lo que se ha ganado muchos enemigos pero también muchos amigos, le fue altamente recompensada en términos de imagen. Se sacó el estigma de “heredero”, cambiándolo por el de un negociador de altas esferas.

Internacionalización
Tras la salida de Endesa ya tenía claro que la sostenibilidad era un negocio mucho mejor que el de la construcción, producto de las subvenciones europeas y las condiciones especiales del gobierno español, que compraba el KW muy por encima de su valor para favorecer la creación de parques eólicos. Era el nuevo maná.

Pero no todo es fácil en el negocio verde. Entrecanales ya tuvo un gran revés al romper en 2009 con sus socios chinos, a los que había transferido gran parte de su tecnología en una alianza que le ponía en una estupenda posición para conquistar el gran Dorado asiático.

La crisis económica y el cambio de política energética del gobierno español de Mariano Rajoy, que ha puesto en marcha una moratoria sobre las ayudas al sector de las renovables, han hecho que Acciona anuncie una paralización de sus inversiones en España. La prioridad número uno son ahora los mercados exteriores, a los que va a destinar 1.000 millones de euros en 2012; la mitad a destinado a proyectos eólicos fuera de España.

En Chile, a nombre de Endesa, vino personalmente en 2007 a inaugurar el Parque Eólico de Canela y ahora su apuesta es cortar la cinta de renovables con Acciona. Por eso es que cada vez que puede habla de los cambios legales que requiere la normativa chilena para favorecer, de verdad, este tipo de energías.

Acciona en Chile
Acciona aterrizó en Chile en 1992 motivada por los proyectos de infraestructura que aquí se estaban licitando. De hecho, fue la empresa contratista más grande de la central Ralco de Endesa; construyó la autopista Vespucio Sur y la red vial del litoral central, entre otros proyectos.

Ahora está participando en la construcción de la ruta que va de Coronel a Tres Pinos en el sur, y en centrales hidroeléctricas de pasada.

Acciona Aguas construyó una planta de aguas en Valdivia.

Fue también el proveedor de las turbinas del Parque Eólico Canela II, también de Endesa, donde además tiene el contrato de mantenimiento.

 

{mospagebreak}

Bien hecho

La preocupación por la eficiencia energética compete al mundo entero. Y precisamente en distintos puntos del planeta encontramos ejemplos inteligentes de cómo aprovechar mejor los cada vez más esquivos watts. Por Vivian Berdicheski S.

Se compra energía

El consejo de Palo Alto, una de las ciudades más tecnologizadas de Estados Unidos, acaba de aprobar un plan para comprar energía limpia a las industrias que instalen paneles solares en sus techos. Es decir, en este caso es la compañía eléctrica la que paga y no a la inversa, como ocurre normalmente. Este acuerdo -conocido por el nombre feed-in tariff- involucra un precio fijo o tarifa por la alimentación de la red eléctrica a través de los sistemas de generación local.

El programa piloto, que se iniciará el 2 de abril, incluye la suscripción de contratos con los productores locales a 20 años, y se les paga alrededor de 14 centavos de dólar por kilovatio-hora. También se puede suscribir a 15 o 10 años, por los que se cancela una tarifa diferenciada. En esa ciudad incluso han rebautizado el programa por la sigla CLEAN (abreviatura de energía limpia local accesible ahora). El programa se desarrollará durante varios años y para su fase piloto implicará la compra de hasta 4 MW de paneles solares: lo suficiente para abastecer a cerca de 1.200 hogares.

Por el momento sólo los proyectos comerciales de gran tamaño pueden postular, lo cual significa que en un futuro pequeños propietarios podrían tener la oportunidad de ser parte del programa.

La mayor franja de vegetación de San Francisco

California Academy of Sciences es una de las principales instituciones científicas y culturales del mundo. Alberga un acuario, un planetario y un museo de historia natural y acoge programas de investigación y educación. Su diseño estuvo a cargo del arquitecto italiano y ganador del premio Pritzker, Renzo Piano. El elemento más llamativo de este nuevo edificio ecológicamente sustentable es su techo verde ondulado, que integra la naturaleza y a la vez se suma amablemente al parque Golden Gate. Más allá de su carácter decorativo, permite capturar agua lluvia, entrega aislación térmica al edificio y provee una superficie de una hectárea como ecosistema para colibríes e insectos.

El edificio, que cuenta con la calificación Leed Platino, consume entre 30% y 35% menos de la energía requerida por el código de construcción estándar del Estado de California. Esto, gracias a que al menos el 90% de los espacios ocupados regularmente tiene acceso a luz natural y vista exterior, mientras la línea del techo ondulado extrae el aire fresco en la plaza abierta en el centro del edificio. Además, los tragaluces están estratégicamente ubicados para permitir el ingreso de luz natural a la selva tropical y arrecifes de coral vivos. La construcción posee un toldo solar alrededor del perímetro de la cubierta que contiene 60.000 células fotovoltaicas, lo cual proporciona caso 213.000 kWh de energía limpia al año.

El aislamiento de los muros del edificio se hizo de blue jeans reciclados y el agua que se ocupa es tomada desde el mar y filtrada con sistemas naturales. El área cubre 2,5 hectáreas, la mayor franja de vegetación nativa de San Francisco.

Finca bananera

La Granja Banana 2.0 es una vitrina de lo que es tecnológicamente posible en cuanto ahorro a energético. La casa Rocky Mountain Institute, ubicada en pleno Colorado, Estados Unidos funciona como oficina y es un lugar ultraeficiente como vivienda, también. Detrás de este proyecto está Amory Lovins, uno de los hombres más famosos del mundo por sus iniciativas en eficiencia energética.

A pesar de que se construyó en 1984, fue renovada hace poco y ahora incluye nuevos paneles solares que permiten que el edificio produzca más energía que la que consume. La casa cuenta con una serie de sistemas especialmente diseñados para sacar el máximo provecho a cada una de las partículas energéticas que genera. Las gruesas paredes de piedra de 16 pulgadas mantienen la temperatura interior constante, y gracias a la iluminación se genera una especie de efecto invernadero en la sala central, por lo que hay una pequeña selva de plantas con guayabas y plátanos. De ahí su apodo de finca bananera o granja bananera 2.0.

Utiliza una décima parte de la energía de una casa típica estadounidense de su tamaño. Ahorra en calefacción y refrigeración, lo que –según afirma Lovins– compensa los costos de construcción más elevados que implica levantar una vivienda de este tipo.

La Colmena de Schneider-Electric

Difícilmente este edificio llamado Le Hive1 (La Colmena), emplazado en París y perteneciente a la empresa Schneider-Electric (multinacional, especialista global en gestión de la energía), sería un serio candidato para postular al premio Pritzker, considerado el Oscar de la arquitectura. Su valor no va por su estética, sino por el ahorro de energía.

Le Hive1 es un ejemplo de cómo la administración de la empresa logró incorporar la eficiencia energética a su agenda e integrar los diversos sistemas, convirtiéndola el año pasado en la primera construcción en el mundo en obtener la certificación 50001, que establece criterios de gestión eficiente de energía para plantas industriales e instalaciones comerciales.

La torre tiene 36 mil metros cuadrados construidos; en su interior trabajan 1.800 personas y fue inaugurada en 2009. En esa época consumía 200 kWh por metro cuadrado al año, cifra que hoy va en los 80 kWh por metro cuadrado, mediante sus múltiples servicios de optimización. Por ejemplo, en cada una de las oficinas existen censores que ayudan a detectar la luz necesaria según ciertos parámetros para trabajar de manera confortable; a la hora de salida se apagan todos los computadores y las luces de manera automática, y si alguien necesita prolongar su estadía debe recurrir al interruptor.

Educación verde
en medio del desierto

Cuando en 2010 se supo que el colegio The International School era uno de los 7 establecimientos contaminados con plomo en la ciudad de Arica, un grupo de apoderados decidió dar un giro radical para que sus hijos se educaran en un lugar concebido con criterios de sustentabilidad. Invirtieron más de 6 millones de dólares con el objetivo de crear el Colegio Azapa Valley (aún en construcción), en el valle del mismo nombre y que hoy cuenta con alumnos desde playgroup hasta 4º básico.

La arquitectura, de carácter bioclimática, tiene una superficie de 20 mil metros cuadrados, 3 mil de ellos dedicados a salas de clase, talleres y laboratorios, y todos construidos bajo estándares de respeto por el entorno a través del uso de tecnologías. Por ejemplo, evita el uso de aire acondicionado, gracias a un diseño que permite que la temperatura se mantenga por medio de las corrientes de aire que se generan en el exterior. Además, ahorra energía y aprovecha la luz solar a través de la proyección de paneles solares con celdas fotovoltaicas instaladas sobre la cubierta vegetal de las salas de clases y que generan electricidad para todo el edificio. Ésta se almacena en baterías, de manera de tener respaldos para la noche.

El colegio también utiliza métodos de eficiencia en el uso del agua, a través de sistemas de control en sanitarios según su uso, en el sistema de riego y en la recuperación de aguas recicladas de lavatorios y duchas.

 

{mospagebreak}

Casa modelo

Afuera hay un auto estacionado, pero es híbrido y se usa sólo para viajes largos: Los dueños se mueven en bici. Seis paneles solares fotovoltaicos los proveen de energía. Las duchas son de bajo consumo, la iluminación es LED y el abono que se le pone al pasto es hecho con compost casero. Los tomates vienen de su huerta y la basura se recicla. Así vive el científico Marcelo Mena en pleno Santiago. Por María Cristina Goyeneche; fotos, verónica ortíz.

Advertencia: después de leer este artículo lo más probable es que se sienta culpable. Pensará que la vida que lleva es una seguidilla de actos inconscientes, mal pensados y que en nada ayudan a que su metro cuadrado, su espacio vital y su herencia para las futuras generaciones mejoren.

Porque, seamos sinceros: usted no recicla su basura. Usted no cultiva sus lechugas (y eso que es posible, hasta en el más mínimo de los balcones); usted usa su auto bencinero sin reparar en si va a cinco cuadras o a cien; usted –y su familia– se ducha el tiempo que quiere y, de seguro, es de los que imprimen sin chequear si puede usar las dos caras de la hoja. Usted jamás ha revisado el real consumo de energía de su refrigerador y mucho menos ha procurado eliminar las clásicas ampolletas de 600 pesos y 60 watt que pueblan su casa. Usted es de los que disfrutan comiéndose una buena ensalada de tomates en pleno invierno, haciendo caso omiso de que la hortaliza en cuestión ha viajado más de dos mil kilómetros para estar en Santiago en contra estación. Ese es usted… y esa soy yo.

Digamos a su favor –y al mío– que “reduce” la compra de ropa de sus hijos procurando que los menores hereden; que “rechaza”la bolsa plástica que le dan con sus compras pequeñas; que una vez “recuperó” una blusa pasada de moda llevándola a la costurera para que la transformara de out en in; que cuando llueve fuerte “reutiliza” lo diarios de la semana como limpia pies y que “recicló” las botellas plásticas que sobraron de una regada matiné infantil. Ah! y podemos agregar que cultiva su propio ciboulette!

Lamentablemente, esas son simples migajas si las comparamos con los ahorros que produce el estilo de vida de Marcelo Mena (37 años, casado, dos hijos). Por fuera, parece el típico santiaguino, el vecino amable que todos tenemos en el barrio, pero hace una década tomó una decisión radical: a partir de entonces su vida sería lo más sustentable que fuera posible.

¿El resultado, al día de hoy? Como mínimo, le ahorra al planeta la emisión de casi tres toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año. Mientras él evita que los gases efecto invernadero crezcan, usted y yo llevamos esta vida despreocupada e inconsciente que aumenta el calentamiento global. Guiados por las estadísticas mundiales, en promedio, una persona emite 5 toneladas de CO2 al año. Si somos benevolentes y le quitamos a este promedio lo que generan las industrias, la emisión estrictamente individual sería de 2,5 toneladas de CO2 cada doce meses.

Mena, entre otras cosas, anda siempre en bicicleta, “porque no podría cubrir todas las reuniones que tengo en un día e ir a buscar a mis hijos al colegio a la hora de almuerzo si usara el auto”, y con ello deja de emitir una tonelada de CO2 anual. Todos en su casa utilizan duchas de bajo consumo, y tiene en el techo un panel solar fotovoltaico conectado a la red. En consecuencia, cada luz que prende, cada computador que enchufa, cada batería que carga, lo hace gracias a la potencia del sol.

Marcelo no sólo llevó su consumo eléctrico a cero, sino que además le regala a Chilectra lo que sobra. De manera gráfica, mientras su medidor y el mío avanzan hacia adelante, el de él lo hace para atrás. Desconsume, si es que la palabra existe. En fin, estamos cerrando marzo y su medidor está en febrero. De existir en Chile una legislación acorde con esta tecnología, a fin de mes el cartero debería dejar en el buzón de su casa un cheque en vez de una cuenta.

Mena, por lo demás, es un predicador de todo lo que practica. A sus columnas habituales, que se publican en medios locales y extranjeros (como el Huffington Post), se suma su espacio en el programa Gran Capital que conduce Ignacio Franzani para Radio Zero. Y está @marcelomela, su twitter, en el que 140 caracteres bastan para armar discusiones que duran meses. Días atrás, por ejemplo, comparó el nivel de partículas ultrafinas que respiramos en el living de la casa con una Toyotomi con el que se inhala en el corazón del centro. Adivine donde respiramos aire más puro. Le soplo: con 30 mil versus 250 mil gana nuestra querida Alameda como ambiente más limpio. También ha escrito tweets del tipo: “Cuando terminen Costanera Sur se cumplirán 10 años de construcción en mi ruta cicletera. Cuándo parará?” o “Las 4×4 son las que más emiten CO2/km. Los vehículos diesel son los que más emiten PM/km. Las 4×4 diésel son las que más contaminan. Punto”.

Siempre tajante en sus juicios, Marcelo aclara que“me exijo a mí lo máximo, pero no le pido nada a nadie. No juzgo. Hay que ir paso a paso e instruyéndose”. En su época más radical se negaba a subir a los aviones, cosa que como científico tuvo que revaluar si quería estar al día y en contacto con sus colegas. Hoy es más conciliador. Ingeniero civil bioquímico de la Universidad Católica de Valparaíso, PhD en Ingeniería Ambiental de la Universidad de Iowa (EEUU), Fellow Postdoctoral del MIT, Director del Centro de Sustentabilidad de la Universidad Andrés Bello, experto en energía y cambio climático para la Fundación Chile y una buena lista de premios y reconocimientos convierten a Mena en una figura destacada del mundo verde.

Por lo mismo, si su proyecto de fin de semana es limpiar las canaletas del techo, no se frustre si el de Mena es analizar el tamaño que tendría el forado de su patio para tener energía geotérmica o hacer la instalación necesaria para que las aguas grises de lavamanos y lavaplatos puedan ir al riego del jardín… y no es broma. Bueno, también tiene pendiente eliminar el cemento que rodea su casa (ya botó el garaje) para cubrir todos los espacios libres con pasto y así bajar la temperatura del interior en verano. El pasto, por cierto, es abonado con el compost que hacen con los desechos orgánicos de la cocina. Y el calor, al menos esta temporada, lo esquivó con ventiladores a los que les “llueve” por delante. El viento difunde la humedad y el frescor y el calor se soporta.

¿Agotador? Un poco. Pero a Mena, que dispara a mil sus ideas, se le atragantan las palabras y hay que obligarlo a poner el traductor cada cierto tiempo, reconoce que gran parte de sus acciones tiene un afán pedagógico. “La idea es demostrar que todo esto se puede hacer en medio de la ciudad, sin que fuera de tu casa se note nada. Sólo así, pienso, la gente se va animar a replicar”.

Como la ducha. El cálculo es así: si se instala una challa moderna, de bajo consumo en agua, y todos en la casa pasan bajo ella una vez al día por cinco minutos cada uno, al cabo de un año se habrá ahorrado el equivalente a la emisión de 1 tonelada de CO2,

Como mínimo, Mena le ahorra al planeta la emisión de casi tres toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año. Y no sólo llevó su consumo eléctrico a cero, sino que además le regala a Chilectra lo que sobra.

como ocurre en casa de los Mena hoy. (¿Se acuerda de que ya ahorraba una tonelada sólo andando bicicleta?)

“La ducha es más rica y la iluminación mucho mejor”. Y aquí viene otro ítem clave: si la idea es tener energía gratis usando la potencia del sol, no se trata de gastar y gastar que el mundo se va acabar… al contrario. La propuesta es hacer más eficientes los electrodomésticos. Es verdad que una ampolleta convencional cuesta 600 pesos, que una CFL (que ya es bajo consumo) bordea los 1.500 pesos y que las LED (de mayor ahorro) se pueden mover entre los 8 mil y los 25 mil pesos. Pero mientras la primera es de 60 watts, la última es de 7 watt. No es de extrañar que se haya convertido a LED en un 100%. Lo mismo la televisión.

En la cocina, el lavavajillas ahorra un 80% de agua versus si se hiciera a mano. Al refrigerador está a punto de cambiarlo por uno más grande, más poderoso y 90% más eficiente que el suyo, año 2000. La cocina a gas natural tiene los días contados: llegará una eléctrica, la que se hace sustentable gracias a sus ocho metros cuadrados de paneles fotovoltaicos puestos en el techo. Ellos le generan entre 150 y 210 kw/mes, teniendo su máxima capacidad en 1400 kw.

La inversión fue de algo más de 3 millones y su cálculo es que se pagará en 12 años si se mantienen los precios de hoy. Si se considera que el costo de la electricidad subirá y que el de los equipos fotovoltaicos caerá, la recuperación será en 6 años. “Y sería casi marginal si esta inversión fuese parte del crédito hipotecario al momento de comprar una casa. Estaría bueno también un crédito solar con aval del Estado”.

Intuirán que en la casa de los Mena el verbo reciclaje se conjuga. Papeles, cartones, metales, plásticos PET, vidrios, cajas tetra… Todo lo que se pueda llevar a un punto limpio cae en esta categoría. Las compras las hacen llevando sus propias bolsas. En el jardín hay una huerta, en la que cosechan hierbas culinarias, ajíes, tomates y damascos a fines de la primavera. El ítem shopping tampoco es a la rápida: la consigna es buscar marcas que reciclen y reutilicen..

“Nada es un sacrificio muy extremo”, remata al hablar de la bicicleta, el primer cambio radical de vida que hizo 10 años atrás.“Los niños van al colegio por calles lindas y sin taco y yo me muevo desde mi casa hasta la universidad, en República, sin problemas. Para el frío y la lluvia estoy equipado y mi señora, que prefiere llegar más ordenada a la oficina, usa una bici eléctrica”. Cargarla de noche sale 25 pesos, frente a lo que no hay Transantiago ni auto que resista. El auto híbrido es para los viajes más largos. ¿Se anima a seguirlo?

{mospagebreak}

Cifras verdes