La revista Nutrición Hospitalaria ha publicado un amplio estudio sobre los requerimientos para mantener una adecuada hidratación durante la práctica de actividad físico-deportiva. La investigación llevada a cabo por los investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), Aritz Urdampilleta y Saioa Gómez-Zorita, concluye que contar con una adecuada hidratación antes, durante y después de la […]

  • 25 junio, 2014

Periódico-Tiempo-hidratación

La revista Nutrición Hospitalaria ha publicado un amplio estudio sobre los requerimientos para mantener una adecuada hidratación durante la práctica de actividad físico-deportiva. La investigación llevada a cabo por los investigadores de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU), Aritz Urdampilleta y Saioa Gómez-Zorita, concluye que contar con una adecuada hidratación antes, durante y después de la actividad física no sólo mejora el rendimiento deportivo, sino que también tiene consecuencias positivas para la salud.

Los autores apuntan que las bebidas isotónicas deben hidratar, aportar sales minerales e hidratos de carbono y aumentar la absorción de agua mediante la combinación de sodio con diferentes tipos de azúcares. Según aconsejan, “es importante [tweetable]aportar correctos protocolos de hidratación antes, durante y después de la actividad física[/tweetable], así como conocer las limitaciones a las que la práctica deportiva nos pueda llevar, según las condiciones ambientales que se realiza”.

Entre otras evidencias, el trabajo pone de manifiesto que las personas con más grasa tienen menos agua en su cuerpo (55-59%), mientras que los deportistas (que por lo general tienen más volumen de sangre y masa muscular) presentan niveles elevados de agua corporal (60-65%) si tienen un nivel de hidratación normal (están hidratados). Además se sabe que los deportistas aunque puedan perder igual o mayor cantidad de sudor a la hora, pierden menos cantidad de sodio por litro de sudor. Sin embargo, en deportes de larga duración (maratón, triatlones, entre otros) de más de cuatro horas, es habitual la pérdida de un 2-6% del peso corporal, que repercutirá en la salud y es un factor limitante del rendimiento deportivo.

Lee la noticia completa en ABC.es