Beber un cóctel ya no es necesariamente sinónimo de instalarse en la barra de un bar. Esto, porque muchos restaurantes capitalinos están más que preparados para recibir a sus comensales –antes o después de comer– con buenos tragos.

  • 6 diciembre, 2018

Tweety

Una cena en el restaurante 040 del chef Sergio Barroso no está completa si tras terminar no se sube hasta el Room 09, su bar ubicado en la azotea del hotel que lo cobija. En este lugar, una buena recomendación es disfrutar de un Tweety, que lleva Absolut Elyx, jugo de maracuyá, jugo de limón, syrup de lemongrass y clara de huevo. Se bate con mucho hielo en una coctelera y ya está. Se trata de un cóctel amable y fresco, ideal para estas noches cálidas.

Antonia López de Bello 040, teléfono 227329920, Providencia.

 

Judas

En el Sarita Colonia se autodefinen como “Cocina Peruana Travesti” y la verdad es que en su barra también se pueden encontrar trazas de este estilo. Un buen ejemplo de esto es su Judas, un cóctel preparado a base de Jack Daniel’s, Jack Daniel’s Honey (con miel), aguamiel de zanahoria, ají verde y jugo de limón. El resultado es un trago que te pega y te pica, pero con un fresco dulzor que pasa como el agua. Ideal para neutralizar la boca antes de probar algo de esta cocina travestida. 

Loreto 40, teléfono 228813937, Recoleta.

 

Stock

La sucursal santiaguina del muy porteño Café San Juan se ha hecho ya de una buena fama gracias a sus canelones con mollejas, su bife con chorizos y pimientos, o su infaltable conejo estofado. Pero ojo, acá también se puede encontrar coctelería de inspiración tanto argentina como chilena. Un ejemplo es el Stock, que mezcla Pisco Mistral, licor de maracuyá, Araucano y jugo de pomelo en una coctelera con mucho hielo; transformándose en un cóctel fresco y con un agradable amargor que no hace más que abrir el apetito.

Av. Francisco Bilbao 769, teléfono 232657816, Providencia.

 

Sargento Candelaria

El restaurante Puerto Claro del cerro Concepción ha sido una de las buenas aperturas en el puerto este año, con una cocina que trabaja muy bien los productos del mar que se consiguen frescos, más algunas carnes que preparan con maestría en recetas de larga cocción. A la hora de abrir un almuerzo o una comida, vale la pena darle una mirada a su reducida pero interesante carta de cócteles. ¿Una sugerencia? Probar el Sargento Candelaria, que mezcla Gin Príncipe de los Apóstoles con una infusión de mate, pimienta de Jamaica, sour mix y bitter de apio. Suave pero cumplidor. 

Papudo 612, teléfono 227928196, Valparaíso.

Sour Calafate

Los que han viajado a Punta Arenas o Coyhaique seguramente han probado unos muy dulces sour calafate que acostumbran preparar en los restaurantes de esos lugares. Bueno, en el restaurante Punto Ocho del Hotel Cumbres Lastarria es posible reencontrarse con este cóctel, pero afortunadamente preparado en una clave más seca (con otros ingredientes como menta, limón y jengibre), con poco dulzor y una buena dosis de pisco, lo cual se agradece. Es el aperitivo ideal para pasar a otras delicias patagónicas como las lenguas de cordero o la carne de guanaco que se sirven en ese lugar. 

José Victorino Lastarria 299, teléfono 224969010, Santiago.

 

Caipiriña

El cóctel más clásico de Brasil es una excelente opción para el aperitivo si se visita Rubaiyat, una parrilla al estilo argentino pero con algunos guiños al país de la samba, ya que de ahí son sus fundadores. Entonces, es más que acertada la opción de partir con caipiriña para luego pasar a las carnes. Y con ese cóctel no hay muchos secretos, porque la preparación es clásica. Es decir, cachaza, limón y azúcar. En este caso, lo dulce se agrega con un almíbar preparado en el mismo local.

Nueva Costanera 4031,teléfono 226179800, Vitacura.