Los chilenos definitivamente nos lanzamos a la web. Las cifras lo avalan: top cinco mundial en uso de Facebook y Fotolog, hordas de bloggers que han pasado del hobby a montar verdaderas plataformas de negocio en torno a Internet y una serie de sitios especializados que planean expandirse a Latinoamérica a partir del 2009.

Revisa este reportaje multimedia de Capital a continuación

  • 3 septiembre, 2008

Los chilenos definitivamente nos lanzamos a la web. Las cifras lo avalan: top cinco mundial en uso de Facebook y Fotolog, hordas de bloggers que han pasado del hobby a montar verdaderas plataformas de negocio en torno a Internet y una serie de sitios especializados que planean expandirse a Latinoamérica a partir del 2009. Los invitamos a hacer click en cada una de las pestañas de este recuento cibernético de chilenos en red. Por Alejandra Rivera y Nicolás Vial.

Por estos días Chile vive una especie de boom en materia digital: miles de ciudadanos hacen fila para comprar un iPhone, mientras que otros, sentados en sus casas u oficinas, seconectan a la comunidad de Madonna en Facebook para no perderse el inicio por Internet de la venta de entradas para el gran concierto que dará en Santiago.

Y es que la web se ha transformado en un espacio vivo, plagado de redes y comunidades que tienen grandes ventajas respecto de sus contrapartes físicas. Son abiertas, no discriminan y, por lo general, no censuran las opiniones de ninguno de sus miembros. Y lo mejor es que hay para todos los gustos: desde fanáticos del ocio y la farándula, como saborizante.cl, hasta las discusiones académicas como polisdigital.cl.

El ciberespacio es ilimitado y con posibilidades insospechadas. Así lo ha entendido una serie de exitosos emprendedores que de tener su página web o blog se han transformado en verdaderos medios online, como es el caso de CHW –comunidad especializada en hardware–, que recibe más de dos millones de visitas únicas mensuales, no sólo de Chile, sino de toda Iberoamérica. Como este caso, hay muchos que se han dado cuenta del gran potencial de negocio de las redes sociales y comunidades. De ello dan testimonio betazeta –ligada a Leo Prieto– y Bligoo –de Paolo Colonnello e Ingrid Antonijevic–, que ya están siendo reconocidas en el extranjero como exitosos emprendimientos. Y lo más importante es que son made in Chile.

 

 

Glosario Básico
Red Social: estructura de individuos con representación virtual, quienes entablan relaciones entre ellos a través del contenido que generan y comentan.

Prosumer:
usuario de la Web 2.0 que, además de consumir a través de las distintas vías que ofrece la red, también es un generador (productor y consumidor).

Blog: sitio actualizado periódicamente y que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, y donde el firmante conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente.

Post: mensaje remitido al público mediante un foro, bitácora, grupo de noticias u otro medio informático similar.

Tag: etiqueta de cualquier formato que se coloca a una publicación, ya sea texto, video o audio, y que permite hacer más especifica su búsqueda

 

 

 

El Chile online


Aquí parece que estamos en la punta. Ocupamos los primeros lugares de las más importantes redes sociales, cada día aparecen nuevos blogueros y surgen espacios virtuales ocupados por chilenos. Un fenómeno con tintes sociales y que no pueden desconocer las empresas. ¿Es más que una moda?


Gabriel Bunster, consultor en Web 2.0

Antes de Facebook, y después de Facebook

 

 

Redes sociales, comunidades, interfase virtual entre personas. Conceptos que a diario dan vida a la bendita –y odiada por
algunos– Web 2.0. Y es que más allá de la tecnología, en Chile este es un tema que prende y engancha.

¿Los chilenos han dejado la timidez y necesitan expresarse como seres digitales? Para Gabriel Bunster este tema seguirá
por derroteros que no se pueden predecir. Como consultor en aplicaciones Web 2.0, apunta que estamos ante un cambio profundo que va más allá de un simple click. “Estas plataformas están cambiando la conectividad social y la están enriqueciendo. El ritmo del lenguaje cambió, por consiguiente también el ritmo de la conversación y cómo nos relacionamos”, explica.

Es cosa de ver Facebook y su explosiva evolución. Habitual es hallar personas que juraban que nunca entrarían a esta red social y que de un minuto a otro ya tienen su propio perfil y pertenecen a uno de sus miles de grupos. Por esta razón, nuestro país es considerado el quinto a nivel mundial en el uso de este espacio, según datos de la compañía.

Incluso es posible pensar que esta aplicación desplazó a los blogs como centros de encuentro virtuales, pero Bunster asegura
que una cosa es consecuencia de la otra. “Ha habido un desplazamiento de los blogs hacia Facebook, que creo que es parte de una ruta. Gente de afuera describe el paseo por todas las herramientas digitales, pero persiste el blog al centro: es mi casa,
es mi espacio y yo lo controlo”. De hecho, este bloguero acuña la frase de unos de sus amigos: “antes de Facebook y después de Facebook”, para hablar de una variante del fenómeno blog.

Jorge Barahona, experto en Marketing Digital

Tu marca digital está muriendo

Pérdidas de 10 millones de dólares… y por un simple post. El 2004, en un foro especializado de bicicletas. el candado más seguro del mundo perdía su título al descubrirse que era posible abrirlo con un lápiz. La empresa negó el hecho, pero ya era demasiado tarde: 11 millones de personas en menos de una semana discutían e intercambiaban sus experiencias sobre esta alla y las complementaban con videos y fotos.

Un ejemplo claro del poder que tienen las redes sociales digitales, e indudablemente un llamado de atención a las empresas. Y es que las marcas han visto en Internet una nueva fuente para expandir sus negocios. De hecho, este es un terreno donde las compañías chilenas están presentes desde hace tiempo.

Jorge Barahona, experto en Marketing de Experiencia en Medios Digitales y director de AyerViernes, empresa que desde el 2000 brinda consultorías sobre soluciones web, cree que las empresas se han quedado atrás porque no logran enganchar con lo que en realidad el usuario busca en la web. “A las empresas les cuesta mucho entender que el negocio en el mundo offline no puede tener una traducción exacta en el mundo online”; principalmente, porque cuando se embarcan sin visión en llevar sus marcas a las redes, su destino es morir.

Este hecho se demuestra con una encuesta que AyerViernes llevó a cabo hace un par de meses. El denominado Estudio sobre consumidores Digitales Chilenos en Sitios de Compras Online arrojó un dato interesante: el 22,9% de los encuestados recomendaba a Amazon.com como el mejor sitio para hacer compras por Internet, dejando bien atrás a las marcas chilenas más importantes del retail. “Aquí primó la experiencia de compra que este sitio genera. La gente interactúa como si estuviera en la misma tienda y eso los involucra profundamente con los productos”, explica Barahona, quien hace notar con este punto
que la web es más que usar un banner o un flash atractivo, sino que debe crear una marca digital que interactúe con ellos en base a un modelo en línea.

{mospagebreak}

España 2.0.
Por José Ignacio Porras

La penetración de Internet en España alcanza el 56% y se estima que hay 4,7 millones de usuarios de redes sociales: un número bastante inferior al de países como Brasil y México, donde la participación en redes supera el 75% a pesar de tener un índice de penetración de Internet más bajo que el español.

¿Razones? En primer lugar, el ritmo al que se difunden las herramientas de la Web 2.0 pareciera encontrarse asociado al grado de consolidación previa de la Web 1.0. Pero a diferencia de lo que pudiera pensarse, cuanto más expandidas aparecen las herramientas en la etapa anterior, más dificultades existen para que los usuarios transiten hacia la Web 2.0.

En segundo lugar, un usuario de la Web 2.0 no sólo elige un servicio para sí mismo, sino para todas sus relaciones personales. El inglés es poco familiar para la mayoría de la población. De ahí que los españoles prefieran, en muchas ocasiones, usar plataformas locales como Tuenti o Wamba, las que han plantado cara a MySpace y Facebook. Además en Tuenti, a diferencia de otras plataformas, casi todos sus miembros se identifican con nombre y foto.

Detrás de esta preocupación se encuentra la demanda por un control sobre el manejo de los datos en Internet. Los españoles han asumido una posición activa en la protección de su privacidad y se muestran más precavidos que, por ejemplo, los chilenos a la hora de compartir sus fotografías en Internet o incorporar nuevos miembros a sus redes sociales.

Web 2.0 y banda ancha.
Por Alejandro Barros

A la luz de los últimos estudios sobre banda ancha, se puede concluir en que Chile, si bien cuenta con la tasa de penetración de Internet más alta de la región, todavía tiene mucho camino que recorrer en comparación, por ejemplo, con los países de la OCDE. Más exigente es el reto, si se considera que el desafío de digitalización planteado en la Estrategia Digital 2007-2012 estableció como meta 2,2 millones de hogares conectados al 2010.

Si Chile quiere dar un salto, debe subir a la red a segmentos más postergados, como los C3-D que tienen tasas de penetración de PC de 26% versus más del 90% del ABC1 y una relación de conectividad aun peor. Para lograrlo se requiere de acciones más agresivas y focalizadas, como planes low entry más baratos o bien nuevas modalidades, como Internet de prepago.

La pregunta que surge es: ¿por qué un país con bajas tasas de penetración (aunque algunos plantean que en términos relativos estamos bien) tiene tasas tan altas de uso de aplicaciones como Facebook? Esto puede deberse a atributos que nos con propios como sociedad, pero que nada tienen que ver con la conectividad. Este análisis se lo dejo a los sociólogos.

Dicho lo anterior, necesitamos avanzar en dos frentes: usos más sofisticados y mayores niveles de conectividad, con una mayor oferta de aplicaciones y, al mismo tiempo, construir un mercado de banda ancha más competitivo que el actual. Basta recordar lo que ocurrió con el multicarrier o la telefonía celular de prepago para demostrar que la competencia hace maravillas desde el punto de vista de la penetración. Estas iniciativas nos permitirán incorporar a segmentos hasta hoy postergados, y así dar un nuevo paso hacia el desarrollo digital que necesita el país.


Paolo Colonnello, co-fundador de Bligoo

Comunidades en red

En noviembre de 2007, Paolo Colonnello, Alvaro Portugal e Ingrid Antonijevic, de Blue Company, crearon una plataforma
de comunidades con el fin de satisfacer las necesidades de sus clientes; en su mayoría, provenientes de sectores como telecomunicaciones, energía y medios.

“Nuestros clientes empezaron a demandar un espacio que les permitiera crear una comunidad dentro de una plataforma.
Fue así como lanzamos la primera red de comunidades pensada para la cultura latina; la que, a diferencia de redes anglosajonas, permite que cualquier persona entre a tu página, pero llevando un registro de quienes accedieron”, comenta Paolo Colonnello, co-fundador de Bligoo.

La Universidad de Stanford los reconoció entre las 250 empresas del mundo con mayor potencial de desarrollo. A menos de
un año de su creación, tienen una comunidad de 100 mil personas, con un millón y medio de visitas únicas mensuales, lo que
los posiciona como “la plataforma de comunidades más grande de América latina”, afiima Colonnello.

Los números animaron a sus fundadores a lanzar en octubre próximo la versión Bligoo 2.0, con la que esperan expandirse en América latina a países como Argentina y México.

{mospagebreak}

 

Emprendedores exitosos

 

No se confunda: la red es una fuente de negocios insospechados. Conozca la historia en primera persona de tres de los referentes más leídos en Chile y Latinoamérica.

Los ambiciosos planes de betazeta

 

Leonardo Prieto (29), fundador de FayerWayer y Francisco Sandoval (34), creador de i2b@.cl lanzaron el 8 de agosto betazeta, la primera red de comunidades con vocación comercial que agrupa a nueve sitios, cinco propios y cuatro asociados: FayerWayer y CHW (tecnología), Zimio (clasificados), Saborizante (ocio), Wayerless (telefonía celular) y Bligoo, DaleAlbo, Zancada y The Clinic (a partir de septiembre).

Francisco Sandoval, gerente general de betazeta, afirma que buscan agrupar contenidos de interés en distintas áreas, “de
manera de generar una capacidad de negociación superior a la que podrían hacer en forma independiente” para vender publicidad.Y en corto plazo sumarán servicios pagados.“Lanzaremos un servicio pagado de avisos clasificados”, adelanta.

Las caras de felicidad no se las quita nadie cuando hablan de sus ingresos. “Estamos muy satisfechos. En los primeros 20 días facturamos unos 20 mil dólares por publicidad y, de acuerdo a nuestras proyecciones, en los próximos 11 meses llegaremos a los 750 mil dólares sólo por venta de publicidad”, sostiene Leo Prieto, gerente de Productos de la nueva empresa.

Pero la apuesta no pasa sólo por el mercado chileno. “Somos la red de comunidades independientes más grande de Latinoamérica, con un promedio de visitas mensuales únicas que supera los 6 millones. El mercado nacional es interesante, pero existe un potencial de 160 millones de usuarios en Iberoamérica, que es mucho más interesante todavía”, afirma Prieto.

“Nuestro tráfico proviene principalmente de Chile, Argentina, Colombia, México y España”, añade Sandoval, quien explica que por eso ya están pensando en expandirse en la región. “Estamos en conversaciones con medios 100% digitales, y este año se sumará un sitio de tecnología”, anticipa.

Y respecto de la internacionalización, comentan que esperan abrir en el mediano plazo una oficina en España y otras dos en
un par de países de la región. Por ahora están terminando de amoblar un espacioso departamento en pleno corazón de Providencia y que recién estrenaron como oficina el día en que dieron esta entrevista.

Needish: Encuentre su dato

Es un emprendimiento sueco-chileno que nace de la premisa de crear un espacio abierto donde los visitantes que buscan soluciones se conecten y conversen con aquellos que puedan entregárselas. Un proyecto que ha tenido fuerte apoyo de inversionistas privados, entre los que destaca el creador de Patagon.com, Wenceslao Casares.

Comenzaron en 2008 y están dando sus primeros pasos. Para fines de este año, y como cuenta Daniel Undurraga, uno de sus fundadores, la idea es potenciarla como una red social para las empresas. Por eso la definen como “páginas amarillas versión 2.0”, ya que la nueva versión de este portal contará con un directorio de empresas (actualmente hay 2.000 inscritas), con las que podrán contactarse los 150 mil visitantes únicos que reciben por mes.

“El proyecto ha ido mutando de acuerdo a la recepción de los usuarios. Para la próxima versión, la idea es que cada empresa tenga su homepage en Needish con la posibilidad tener una cuenta premium”, anota Undurraga, quien espera expandir próximamente la presencia que ya tiene en Estados Unidos.

CHW: Más de dos millones de visitas mensuales

Hace cuatro años, Felipe Figueroa, Felipe Encina y Juan Francisco Diez, crearon una página web en la que daban a conocer sus opiniones sobre los hardware que salían al mercado. Se conseguían con los fabricantes tarjetas de memoria,
chips e incluso computadores, para luego publicar artículos de análisis del producto en Chilehardware, hoy CHW (www.chw.net).

“Todo partió como un hobby. Hace dos años contábamos con una red de 70 fabricantes que nos pasaban equipos de prueba. Fueron ellos quienes nos pidieron que les vendiéramos publicidad. El modelo de negocio se fue sofisticando hasta llegar a lo que somos hoy”, afirma Juan Francisco Diez, editor de contenidos de CHW.

A cuatro años de su creación, reciben 2 millones 200 mil visitas únicas al mes de países como Chile, México y España, lo que los ha posicionado como “el sitio especializado en hardware y tecnología más leído en Hispanoamérica. Y esperamos llegar a las 5 millones de visitas al 2010”, declara.

{mospagebreak}

Jorge Domínguez, gerente general de Diarios Ciudadanos
La nueva media participativa

 

El fundador de la primera red de diarios ciudadanos del país adelanta que están alistando motores para exportar el modelo al cono sur.

 

Hace poco más de cuatro años Jorge Domínguez abandonó el movimiento Atina Chile, vinculado al senador Fernando Flores, para fundar la primera red de diarios ciudadanos de Chile y Latinoamérica, junto a Paulo Rojo y Camilo Herrera. Lo hicieron alentados por la popularidad que alcanzó Oh my news, una de las primeras experiencias conocidas de periodismo ciudadano, que surgió en Corea del Sur.

“La idea de crear diarios ciudadanos nace tras convencernos de que se podía hacer algo interesante en torno al periodismo ciudadano. Por un lado, había una creciente digitalización y por otro, no existían espacios para que la gente pudiera dialogar de la realidad local”, explica Domínguez, gerente general de Diarios Ciudadanos. Fue así como hace cuatro años fundó El Morrocotudo, el primero de los nueve diarios digitales que cambiarían la forma de hacer periodismo local.

Con un equipo de 60 personas y una red de 5.600 corresponsales repartidos por todo Chile, estos medios aspiran a constituirse en tribunas de expresión local donde se aborden y discutan los temas que realmente interesan a una zona. “Las personas de Puerto Montt están hartas de escuchar sobre el Transantiago. Ellos quieren noticias locales, que tengan que ver con su experiencia de vida. En este sentido, los diarios ciudadanos son una plataforma para que los vecinos puedan hacerse
cargo de su vida en comunidad”, afirma Domínguez.

El aspira a que esta “nueva media participativa”, como la llama, se transforme en el ágora del siglo XXI, donde todos los integrantes de una comunidad –sean autoridades, minorías, políticos, empresarios u otros–, tengan espacio para expresarse y debatir en torno a los temas que les preocupan. “Esto es bonito, porque se produce realmente este anhelo de ágora”, sostiene.

Un modelo sustentable

Los diarios ciudadanos operan igual que un medio tradicional, se rigen por la Ley de Prensa, se sustentan con auspicios y contratos de publicidad, publican entrevistas, reportajes, artículos y columnas de opinión pero, a diferencia de los medios tradicionales, “quedan totalmente excluídos los temas de farándula o crónica roja”. Adicionalmente, el 70% de los contenidos los generan los corresponsales; es decir, los propios ciudadanos.

En prácticamente cuatro años lograron crear una red de nueve diarios: El Morrocotudo, El Nortero, El Observatodo, El Rancahuaso, El aMaule, La Opiñón, El Naveghable, El Vacanudo y El Repuertero, que reciben en promedio 300 mil visitas únicas al mes y que “se han posicionado como el segundo medio más influyente en cada región”, comenta Domínguez.

Si bien en algunas zonas no todos tienen acceso a un computador con Internet, Domínguez señala que hay convenios para sortear la barrera del acceso, con universidades, ciber-cafés e, incluso, en algunas ciudades los habitantes pueden concurrir a las ofi cinas del mismo medio para leerlo.

La expansión regional

“Queremos ser el principal grupo de medios ciudadanos del país”. De hecho, a los nueve diarios actuales sumarán en noviembre el primero de Santiago, en la comuna de La Florida. Más aún, para 2009 proyectan lanzar dos nuevos medios en las regiones de Valparaíso y Concepción.

Pero los planes de Domínguez no miran sólo a Chile. “Nuestra meta es ser uno de los emprendimientos innovadores más significativos del país y Latinoamérica. Queremos llevar esta experiencia a otros países, de modo que podamos desde Chile exportar talento, no sólo cobre o salmones”, afirma.

Domínguez adelanta que han tenido conversaciones con algunos países de Sudamérica, las que han resultado bastante fructíferas, al punto que el 2009 abrirán el primer diario ciudadano en un país del cono sur. “Aún no está definido el modelo de negocio, así es que no podemos dar a conocer el nombre”.