Las casas de barro y arcilla podrían volver a estar en la palestra, gracias a Big Delta, una gigantesca [tweetable]impresora 3D de barro que fusiona las nuevas tecnologías con las técnicas antiguas de construcción [/tweetable]para producir hogares ecológicos y asequibles. Esta mega impresora de 6 metros de ancho por 12 de alto, forma parte del […]

  • 24 septiembre, 2015

big-delta_telegraph

Las casas de barro y arcilla podrían volver a estar en la palestra, gracias a Big Delta, una gigantesca [tweetable]impresora 3D de barro que fusiona las nuevas tecnologías con las técnicas antiguas de construcción [/tweetable]para producir hogares ecológicos y asequibles.

Esta mega impresora de 6 metros de ancho por 12 de alto, forma parte del Proyecto de Ahorro Avanzado Mundial (WASP) y es capaz de construir estructuras capa por capa, utilizando una mezcla de arcilla, conformada por materiales naturales y sostenibles, tales como paja, barro, fibras de plantas y tierra, que son canalizados a través de su boquilla central.

Presentada en el rally Reality of Dream, la impresora italiana Big Delta demostró su funcionamiento, siendo capaz, en teoría, de construir hogares con rapidez y eficiencia energética, diseñando hogares revestidos por vigas alrededor de tres metros de longitud.

Lo que resulta indiscutible es su factor ecológico, ya que la arcilla a diferencia del cemento no lanza la más mínima emisión de dióxido de carbono.

Big Delta forma parte de un proyecto más altruista, que de seguir su trayectoria se integrará a esta tendencia proyectada para el año 2020, donde el acceso a viviendas de bajo costo a través de esta clase de tecnología podría ser una realidad.

Revise el artículo completo en Quartz.