Una de las apuestas del ministro de Energía, Máximo Pacheco, es la eficiencia.En este ámbito está preparando una serie de medidas, que sumadas podrían ahorrar –como comenta un empresario del sector– “casi lo que produciría HidroAysén”. Tal es el interés del ministro, que no pierde ocasión de investigar y explorar nuevas formas de bajar el […]

  • 13 junio, 2014

Maximo Pacheco

Una de las apuestas del ministro de Energía, Máximo Pacheco, es la eficiencia.En este ámbito está preparando una serie de medidas, que sumadas podrían ahorrar –como comenta un empresario del sector– “casi lo que produciría HidroAysén”. Tal es el interés del ministro, que no pierde ocasión de investigar y explorar nuevas formas de bajar el consumo y así fue como le pareció muy atractiva una propuesta que le hicieron en Temuco, donde Pacheco hizo una presentación en el último Enela (Encuentro Empresarial de La Araucanía).

Allí tuvo un almuerzo privado con representantes gremiales interesados en solucionar uno de los mayores problemas de la región: la alta contaminación debido al extendido uso de leña en los hogares para combatir el frío. La propuesta que se le entregó al ministro incluye hacer de la leña un combustible sólido, con lo cual se podría regular mejor su uso, y entregar un subsidio estatal a las familias que aíslen térmicamente sus casas. Pacheco escuchó con mucho interés las ideas recopiladas y, de hecho, pidió papel y lápiz para anotar los detalles del programa.

Por lo demás, como hicieron notar los presentes, la contaminación por uso de leña no sólo es propia del sur, sino también de Santiago, donde tiene una alta incidencia en los malos índices del aire en los meses de invierno. Con la aislación térmica de casas y una mayor fiscalización, agregaron, el país podría ahorrarse un gasto energético nada despreciable. Incluso, el costo de realizar la aislación se compensaría con la eventual disminución del consumo y los problemas de salud pública asociados a la contaminación.