Con precios que van desde 4.900 hasta 300.000 pesos –y más–, los parlantes portátiles se han convertido en un una extensión del teléfono. Están de moda, ofrecen cada vez más prestaciones y suenan mejor. En las tiendas dicen que son uno de los productos más vendidos de la temporada. Para moverlos por la casa, dejarlos en el patio o llevarlos de viaje, basta con cargarlos y conectarlos al teléfono. Incluso hay algunos resistentes al agua. Aparte del precio y el diseño, ¿en qué fijarse antes de elegir uno? Capital les preguntó a un fabricante de parlantes y al director de la radio ADN. Por Fernando Vega

  • 20 diciembre, 2018