El 14 de marzo, el hipódromo Cidade Jardim de São Paulo se convirtió en el epicentro de la hípica. Hasta el recinto llegaron figuras de renombre de la actividad para presenciar la XXV versión del Gran Premio Latinoamericano. Chilenos no faltaron, entre ellos personajes como el vicepresidente ejecutivo de Falabella, Juan Cúneo; las hermanas María […]

  • 17 marzo, 2009

El 14 de marzo, el hipódromo Cidade Jardim de São Paulo se convirtió en el epicentro de la hípica. Hasta el recinto llegaron figuras de renombre de la actividad para presenciar la XXV versión del Gran Premio Latinoamericano. Chilenos no faltaron, entre ellos personajes como el vicepresidente ejecutivo de Falabella, Juan Cúneo; las hermanas María Luisa y Liliana Solari y Marcel Zarour. También estuvieron algunos propietarios de los cuatro ejemplares chilenos en competencia, así como el gerente general de CAP, Jaime Charles, y el empresario inmobiliario Pablo Gómez por Staccato, además del ex gerente general de HELP, José Gandarillas, propietario de la yegua Raja Diabla, la que obtuvo el quinto lugar en la carrera.