A comienzos del 2007, tres jóvenes volvían de un viaje a España y Uruguay con un negocio entre manos. Pablo Riera, Arturo Santelices y José Antonio Sanz habían visto una posibilidad de servicio que no existía en Chile y la compartieron con el tío del rimero y ex gerente general de Viña Tarapacá, Carlos Riera, […]

  • 18 marzo, 2008

A comienzos del 2007, tres jóvenes volvían de un viaje a España y Uruguay con un negocio entre manos. Pablo Riera, Arturo Santelices y José Antonio Sanz habían visto una posibilidad de servicio que no existía en Chile y la compartieron con el tío del rimero y ex gerente general de Viña Tarapacá, Carlos Riera, quien apoyó el proyecto junto al dentista Antonio Sanz y el agricultor Arturo Santelices padre. Así nació Familia en Línea, empresa que desde hace nueve meses opera un servicio de teleasistencia domiciliaria pensado para adultos mayores, embarazadas o personas con algún tipo de discapacidad. Al presionar un botón colocado en un dispositivo usado como pulsera o collar, la persona se comunica a una central telefónica a través de un aparato manos libres, la que despliega los protocolos de acción acordados.

Los socios dicen que el proyecto marcha bien y que están en conversaciones con una empresa de celulares para implementar al sistema en formato móvil. La idea es aplicar el mismo concepto, pero con la posibilidad de que los usuarios tengan incorporada tecnología GPS en sus celulares.