Gonzalo Nuñez, Daniel Daccarett y Agustín Feuerhake trabajan en tres rubros que nada tienen que ver el uno con el otro -minería, alimentación y finanzas-, sin embargo, tienen algo en común. Los tres pusieron sus conocimientos y materias primas al servicio de la sociedad para dar alguna solución a la crisis sanitaria que estamos viviendo. Estas son sus historias. 

  • 31 marzo, 2020

Duchas contra el virus

Hace cinco años, Gonzalo Núñez (35) colgó el delantal de odontólogo. Luego de dedicarse exclusivamente a su profesión, decidió entrar a Experticia -que forma parte del Grupo Air, emprendedor de Endeavor- dedicada a purificar el aire en el rubro de la minería. Eso hasta hace algunas semanas. Trabajando en modalidad home office, analizaron con su equipo la opción de adaptar los descontaminadores mineros a la purificación y limpieza para combatir el Covid-19.

Escogieron una comuna que necesitara realizar una desinfección en zonas conglomeradas. Partieron por Recoleta. A través del municipio limpiaron las superficies metálicas de La Vega. “Fue un éxito y ahora estamos probando lo que es desinfectante para uso de personas a través de duchas”, comenta Núñez a Capital.

La idea es instalar estos spray en lugares como el metro, clínicas, consultorios, terminales de buses y otros recintos que congreguen a gran cantidad de personas. ¿Cómo? Ingresando a una especie de “baño” de agua electrolizada que permita una desinfección tanto de la ropa como de la piel expuesta, sin dar esa sensación de humedad debido a que no es un chorro líquido, sino una especie de nebulosa.

El prototipo estaría listo esta semana y a partir de la próxima se instalará en la misma comuna, para luego comenzar con la línea de producción y sacar más duchas al mercado en un par de semanas. Las utilidades obtenidas por las duchas electrolizadas, aclara Núñez, se donarán a municipios que no tengan la capacidad económica para pagar por ellas.

“Nos dimos cuenta que podíamos generar un aporte”, dice el odontólogo. “Hay otras empresas del rubro que podrían sumarse a esta iniciativa, porque es una tecnología muy cercana a la que usamos constantemente en minería. Tenemos un rol social, debemos contribuir y colaborar porque podemos hacerlo. Hago un llamado a que desarrollemos en conjunto, trabajemos alineados, propongamos ideas y veamos cómo podemos contribuir”, agrega.

Vendomática: dispensadoras de alcohol gel

Fue en diciembre del año 2014 cuando que el empresario Daniel Daccarett le compró a Raúl Markmann la firma de máquinas expendedoras Vendomática. Hoy ha puesto a disposición de distintos centros de salud sus máquinas. Eso sí, en vez de dispensar snacks y cafés como lo hacen comúnmente, con shots de alcohol gel.

La iniciativa partió hace dos semanas. “Nos preguntamos qué podíamos hacer, cómo ayudar. Justo estábamos regalando máquinas de café y agua filtrada en algunos hospitales y ahí nació la idea”, comenta Daccarett, quien estima que la donación será cercana a los 5 millones mensuales. “Esto no es un negocio, es un regalo”, dice.

Por ahora la compañía corre con los gastos del alcohol gel pero están buscando financiamiento con laboratorios productores del desinfectante de manos y empresas para mantener el stock del desinfectante y poder así abastecer a más lugares. “Estoy hablando con compañías grandes, que tienen área de sostenibilidad y responsabilidad social empresarial y la idea es brandear la máquina con imágenes de ellos y que a la vez sea un servicio a la comunidad” agrega.

En materias más prácticas fue necesario cambiar la bomba de algunas máquinas que estaban adaptadas solo para dispensar agua, desactivar un par de sensores y desviar la caldera para que el alcohol gel no saliera caliente. En la clásica dispensadora, en vez de poner la taza se puede poner la mano y ésta libera 2 centímetros cúbicos de gel.

Los aparatos -que tienen un valor de entre 3 y 5 millones dependiendo el modelo- están ubicados en lugares donde ya tenían, y se han incorporado nuevas en el rubro sanitario. Los más beneficiados, dice, son los CESFAM (centro comunitario de la salud familiar) que por falta de recursos de las municipalidades, no pueden entregar el desinfectante para todos los que asisten al lugar. “La gracia de esto es que te evita el robo, y dosifica la cantidad correcta,” que es un 25% de lo que la gente realmente utiliza, explica Daccarett.

Dice que lo han llamado muchos alcaldes para pedirle máquinas, pero que hoy no tiene capacidad para poner los dispensadores en todas partes ya que cada uno utiliza cerca de 30 litros de alcohol gel mensual. Es enfático en repetir: “Esto es una cuestión puntual mientras dure la crisis. Yo tengo baja actividad, máquinas en stock que hay que ponerlas a disposición de los que las necesitan, y también es para darle pega a mi gente. El futuro de Vendomática no va por estos lados. La operación es cara, yo puedo hacerlo gratis. No para todo el mundo, pero sí para los que tengan alguna urgencia”.

 

Fintual: hablarle a los usuarios

La idea nació el lunes 23 de marzo. Entonces, el socio de Fintual, Agustín Feuerhake, pensó qué podrían hacer ellos como fintech -empresa que utiliza nuevas tecnologías para crear productos financieros innovadores- para acompañar en este período de cuarentena a sus 10 mil clientes. “En este momento crítico, lo esencial es informar con buenas fuentes. Hoy la gente tiene un poco más de tiempo y lo que quiere es conversar con profesionales capos que entreguen respuestas o soluciones innovadoras a los problemas que enfrentamos por estos días”, relata Feuerhake, ingeniero civil de la UC (y quien en la biografía de su página web entrega como dato que es “hermano de la Vieja Cuica”).

Así, crearon la Cuarentena de Fintual, espacio de conversación que, aludiendo al número de la cifra, se extiende por 40 minutos. Las reuniones se realizan los lunes y miércoles por Zoom y YouTube Live, a las que asisten en promedio entre 200 y 400 usuarios por sesión. El formato consiste en que Feuerhake y la periodista de la firma, Francesca Finaldi, dialogan con un invitado experto. Luego, los oyentes que están conectados envían preguntas a un chat, y los panelistas las responden.

Han tenido como speakers a Axel Christensen, director de Estrategia de Inversiones para América Latina e Iberia en BlackRock, quien a su vez es consultor externo de Fintual; Camila Herrera, abogada en Derecho Laboral; Mariana Brüning, experta en sustentabilidad; Christine Bogdanowicz-Binder, economista belga-polaca, quien trabajó en el FMI y que actualmente integra el directorio de Forbes, entre otros.

“No es muy rebuscado lo que hacemos. Es algo sencillo, pero positivo para esta etapa”, señala el socio de Fintual. Y agrega: “Esto es bastante lejano a nuestro negocio, porque nosotros vivimos de la gente que nos encarga su dinero para administrarlo. Pero tiene algo que ver, porque ofrecemos asesoría financiera a través de un formato y lenguaje cercano. Acá estamos haciendo uso de esa misma capacidad: llegar a profesionales de primer nivel, que pueden explicar las cosas en sencillo”.

Fintual nace en marzo del 2018. Desde entonces ofrecen asesoría y administración de fondos y a la fecha administran cerca de 50 millones de dólares. Son de los pocos que no se han visto afectados por la crisis. Según cuentan, venían creciendo a un 20% mensual. “Era mucho. Y ahora este mes no crecimos ni decrecimos. Lo que es algo muy bueno en este momento”, confiesa.