Por estos días, Loreto Mateo, ingeniero civil de la Universidad de Chile, casada, dos hijos, está a full con los negocios de su empresa de revestimiento veneciano Venetto, que incluye la representación de la marca Osaka y una consultora ambiental. Su llegada al mundo del diseño partió en 2005, cuando regresó a Chile tras vivir […]

  • 12 noviembre, 2008

Por estos días, Loreto Mateo, ingeniero civil de la Universidad de Chile, casada, dos hijos, está a full con los negocios de su empresa de revestimiento veneciano Venetto, que incluye la representación de la marca Osaka y una consultora ambiental.

Su llegada al mundo del diseño partió en 2005, cuando regresó a Chile tras vivir un tiempo en Barcelona. Su idea era transformarse en una empresaria autónoma, ya que no la convencía para nada tener que volver a trabajar como dependiente. Fue así como, junto a su marido Mariano Jiménez, optó por “lanzarse a la piscina”, comenta.

A poco andar, obtuvieron la representación de revestimientos Osaka, marca reconocida en materia de decoración ecológica, con productos nobles como el stucco veneciano, que tiene la particularidad de ser el único con polvo de mármol de Carrara en el mercado chileno; además de muros decorados y frescos italianos que importan en forma exclusiva para sus clientes.

Cuenta que el posicionamiento de la marca no fue fácil. A comienzos de 2006 inició con su esposo un largo peregrinaje por oficinas de arquitectos, constructoras, decoradores, amigos y conocidos, con el fi n de dar a conocer este producto, que en Europa es sinónimo de decoración de lujo y preocupación por el medio ambiente y que en Chile apenas se conocía. “Me enfoqué en la decoración ecológica, porque es un rubro maravilloso donde puedes ser tú mismo. Y si además los productos con que trabajas son altamente sustentables y cumplen con las convicciones de vida que tienes, entonces, qué más puedes pedirle a la vida”, afirma Loreto Mateo.

A dos años de la instalación del negocio, esta emprendedora está satisfecha con los resultados. Además de duplicar sus ventas año a año, ha logrado posicionarse en un nicho de exclusividad, al punto que, dice, sus productos pueden verse en viviendas de lujo, hoteles, hall de edificios, restaurantes y pubs en Santiago y regiones