El inicio de la firma de alimentos procesados Mundo Marino tiene más de anécdota que de proyecto empresarial. Su gerente general y una de sus socias principales, Loreto Seguel, describe que todo comenzó en 1997, cuando su padre compró una congeladora, la cargó con pescados y mariscos y le señaló a ella y a su […]

  • 25 junio, 2008

El inicio de la firma de alimentos procesados Mundo Marino tiene más de anécdota que de proyecto empresarial. Su gerente
general y una de sus socias principales, Loreto Seguel, describe que todo comenzó en 1997, cuando su padre compró una congeladora, la cargó con pescados y mariscos y le señaló a ella y a su hermano Francisco –ambos son hoy ingenieros de la Universidad Católica– que esa era la última mesada que les entregaba.

Fue así como partieron con la distribución y venta a domicilio de productos congelados del mar, nicho que comenzó a crecer aceleradamente y que los llevó en 2003 a buscar diferenciarse de la competencia. Con el apoyo de CORFO dieron vida a lo que actualmente se conoce en el mercado como Mundo Marino, dedicada a la elaboración de platos preparados congelados gourmet.

Por eso Seguel cuenta orgullosa que la compañía ha sido una empresa exitosa desde su creación. Han crecido en forma constante. Empezaron con 4 productos y hoy ya tienen más de 25, importaron tecnología que les ha permitido posicionarse como una empresa premium y encontraron en el retail la forma de desarrollarse rápidamente. Sólo en el último año incrementaron sus ventas en 35%.

Hasta 2006 sólo estaban enfocados en el retail y en productos sobre la base de pescados y mariscos. Al año siguiente se
aventuraron en el negocio institucional, entregando soluciones gourmet, sobre la base de otros tipos de alimento –carnes y pastas, entre otros–, en formato congelado a los grandes operadores de casinos, centros de eventos, banqueterías, restaurantes y pubs. Actualmente la empresa está presente entre los más importantes operadores de retail, con la marca Marvest, la que pronto será cambiada por Mundo Marino, que es la misma utilizada desde los orígenes de la empresa.

Hace poco se incorporaron a la propiedad de la firma Alfonso y Felipe Mujica Vizcaya y Domingo Cruzat. Ellos, en conjunto, adquirieron el 44% de la empresa. En el 56% restante, la mayor participación la mantienen Loreto y su hermano.

La meta ahora no sólo es Chile. “Ya hemos iniciado exploraciones para colocar nuestros productos en otros mercados como
Europa y Estados Unidos, además de seguir potenciando nuestro ingreso y cobertura para los grandes operadores de alimentación en el país”, concluye.