El bichito de contar con un negocio propio fue el que llevó al ingeniero comercial Daniel Osorio a sumergirse en la búsqueda de ideas que pudiera desarrollar en Chile. Fue así como un día, mientras buscaba en Internet ofertas interesantes, tropezó con Showcolate, una franquicia brasileña que se especializa en la venta de frutas frescas bañadas en chocolate.

  • 28 mayo, 2008

El bichito de contar con un negocio propio fue el que llevó al ingeniero comercial Daniel Osorio a sumergirse en la búsqueda de ideas que pudiera desarrollar en Chile. Fue así como un día, mientras buscaba en Internet ofertas interesantes, tropezó con Showcolate, una franquicia brasileña que se especializa en la venta de frutas frescas bañadas en chocolate.

La propuesta le gustó. Parecía un negocio innovador para Chile y que además no requería un enorme capital para echarlo andar, sino más bien las ganas de trabajar. “No llené el típico formulario de contacto, sino que tomé el teléfono y llamé a Brasil, les dije que quería tener la franquicia para Chile y les comencé a enviar información sobre el retail chileno, la industria frutícola y el consumo de chocolates. Hasta que me dijeron que los fuera a visitar”.

Antes de tomar el avión, el empresario preparó una presentación sobre Chile, que partía desde su sistema político, hasta llegar al precio de un postre en un mall, pasando por un detalle de los principales operadores de centros comerciales, un mapa de su distribución en el país, su número de visitantes, metros cuadrados, estadísticas de desarrollo económico y hábitos de
consumo, para terminar con un video promocional de Chile. Su entusiasmo llamó la atención de la compañía, al punto de que luego de dos días de visita, en que pudo conocer el negocio en vivo, volvió a Chile con la Franquicia Maestra bajo el brazo.

Por el momento, Showcolate está presente en Viña del Mar –ciudad en la que reside Daniel Osorio– en los mall Viña Shopping y Marina Arauco. Durante junio se abrirá el primer punto de ventas en Santiago, en el nuevo mall Plaza Alameda.

El ejecutivo explica que todos los centros comerciales del país ya conocen la iniciativa, la cual encuentran muy novedosa y bien ejecutada, por lo que ahora está dedicado a buscar a personas que quieran formar parte de Showcolate en Chile, “para lo cual ya tengo varios puntos reservados o conversados”.

A la fecha, Osorio ha invertido alrededor de 130.000 dólares entre la franquicia, los módulos, chocolates y gastos, y su plan es poder expandirse en Santiago y el resto del país vía franquicias, especialmente en Temuco y Calama, donde ya tiene avanzadas negociaciones con los operadores de centros comerciales.