Son varios los que se han visto seducidos por este negocio, desde gigantes internacionales hasta pequeños emprendedores, muchos de los cuales han levantado una pequeña fortuna tras ingresar a este mercado. Sólo basta recordar el caso Benedictino, cuyos dueños vendieron la empresa en una millonaria cifra a Coca-Cola. Pero como en este rubro al parecer […]

  • 23 julio, 2008

Son varios los que se han visto seducidos por este negocio, desde gigantes internacionales hasta pequeños emprendedores, muchos de los cuales han levantado una pequeña fortuna tras ingresar a este mercado. Sólo basta recordar el caso Benedictino, cuyos dueños vendieron la empresa en una millonaria cifra a Coca-Cola.

Pero como en este rubro al parecer aún hay espacio para crecer, quienes no quisieron perderse esta fiesta fueron los dueños de T Company, empresa vinculada a la familia Manzur, Germán Arellano y Francisco Salum.

Estos dos últimos idearon el proyecto en las aulas de la Universidad Adolfo Ibáñez y a poco andar recibieron el apoyo financiero de Inversiones San Jorge (familia Manzur). Con todo sobre ruedas, en cuatro meses construyeron una planta de altos estándares de calidad, que les permitió la producción de agua de más pureza y mejor sabor. De hecho, según comentan sus dueños, son pioneros en la región en la producción de agua 0% sodio, sólo igualados por Francia, la República Checa y una firma estadounidense.

Pero estos chicos conocían el negocio de sobra. Ya antes habían producido agua precisamente para Benedictino y abastecían a Fasa (con sus marcas propias). Así fue como teniendo los contactos y el know how, partieron con T Company hace dos años, con sólo una inversión inicial de medio millón de dólares.

Hoy el crecimiento ha superado las expectativas, lograron establecerse en el 90% de las cadenas de supermercados del país, fueron elegidos por Copec para hacer su marca Aqua y por el Hotel Sheraton, D&S y Carrefour, para producir sus marcas propias orientadas al segmento Premium. También están exportando a Francia, Colombia y Guatemala, y ya preparan maletas para ingresar a Perú, Bolivia, Argentina y Brasil. Además, cuentan con presencia de marca nada menos que en Wal-Mart.

En cuanto a posicionamiento de mercado, no les ha ido nada mal. Según contaron sus creadores, se ubican en el segundo lugar en el mercado de productos funcionales con sus marcas T Green Tea y T Ice Tea, con un 33,6%, sólo un punto por debajo de Nestea (34,6%), de acuerdo a cifras informadas en el sell out de las cadenas de supermercados del país. Hoy sus productos no sólo se limitan a las aguas y el té: también participan del negocio de las bebidas saborizadas y deportivas.