“Este contrato pone la reputación de Google en peligro y nos coloca en dirección contraria a nuestros valores intrínsecos”.

  • 5 abril, 2018

Más de 3000 empleados de Google firmaron una carta para demandar al consejo delegado, Sundar Pichai, que la compañía no participe en el “negocio de la guerra” y que cese su colaboración con el Pentágono en el proyecto Maven de Inteligencia Artificial.

Dicho proyecto es un programa de desarrollo de IA que se centra en el reconocimiento de imágenes que puede reconocer por sí mismo elementos que podrían ser considerados una amenaza, después de un periodo de aprendizaje.

“Creemos que Google no debería tomar parte en el negocio de la guerra. Por ello pedimos la cancelación del proyecto Maven y que Google diseñe, publique y aplique una política estableciendo que ni Google ni sus proveedores desarrollarán jamás tecnología bélica”, comienza la carta, que fue divulgada por el diario Washington Post.

En la carta sostienen que ayudar al Ejército en labores de vigilancia militar “no es aceptable” y que “este contrato pone la reputación de Google en peligro y nos coloca en dirección contraria a nuestros valores intrínsecos”,