Es por excelencia el acompañamiento ideal de carnes, aves y pescados. Sin embargo, con la preparación correcta y en combinación con algunos otros ingredientes puede transformarse en un plato principal por sí solo. Aquí, cinco ejemplos de cómo el arroz también puede ser la estrella de una comida.

Fotos: Verónica Ortíz

Para ver la nota completa y otros contenidos exclusivos debes estar suscrito a Revista Capital

Si ya eres suscriptor ingresa aquí