Este sábado se anunció que el cardenal Ricardo Ezzati no oficiará el Te Deum del 18 de septiembre, debido a las críticas en su contra por las acusaciones de encubrimiento en  caso de delitos sexuales a menor de edad por parte de miembros de la Iglesia Católica. En su lugar, Juan de la Cruz Suárez presidirá […]

  • 6 agosto, 2018

Este sábado se anunció que el cardenal Ricardo Ezzati no oficiará el Te Deum del 18 de septiembre, debido a las críticas en su contra por las acusaciones de encubrimiento en  caso de delitos sexuales a menor de edad por parte de miembros de la Iglesia Católica.

En su lugar, Juan de la Cruz Suárez presidirá la liturgia ecumpenica de acción de gracias, que se realiza tradicionalmente cada 18 de septiembre.

 ¿Quién es Juan de la Cruz Suárez?

Nació el 17 de enero de 1942 y fue ordenado sacerdote el 21 de septiembre de 1968 por el cardenal Raúl Silva Henríquez, hace 50 años. Estudió Filosofía y Teología en la Universidad Católica.

Con formación en los Padres Mercedarios, se ha desempeñado como vicario episcopal para la Zona Centro y canónigo titular y canónigo penitenciario del Cabildo Metropolitano, entre otros puestos.

Ha estado relacionado con el mundo del teatro, ya que en 1970 formó la Corporación de Teatro Sagrado, que por 32 años dramatizó la obra “La Pasión del Señor”. Ese mismo año creó la capellanía de los artistas. Además, entre 1970 y 2007 apoyó en la producción de las misas televisadas de Canal 13. Es conocido como “El capellán de los artistas”, al estrechar lazos de amistad con actores y actrices, junto con figuras de la radio y la televisión. Incluso tomó clases de actuación en las que aprendió a impostar la voz, desarrollar su desplante en el escenario, movimientos y vocalización.

Desde el año 2007 ha ejercido el cargo de deán de la Catedral Metropolitana, es decir es el funcionario eclesiástico que desempeña el cargo inmediatamente inferior al obispo. 

Esta será la primera vez en la historia de la Iglesia Católica chilena, desde la separación entre la Iglesia y el Estado, donde un arzobispo de Santiago decide no presidirá el Te Deum.