Nicolás Ibáñez no se conforma con haber llegado a 200 metros de la cumbre del Everest, tras el congelamiento de varios de sus dedos, que lo obligó a descender y regresar a Chile a operarse. Han pasado más de dos meses desde entonces y el empresario, ex controlador de D&S (hoy Walmart Chile), está planeando […]

  • 18 agosto, 2016
nicolás ibáñez

nicolás ibáñez

Nicolás Ibáñez no se conforma con haber llegado a 200 metros de la cumbre del Everest, tras el congelamiento de varios de sus dedos, que lo obligó a descender y regresar a Chile a operarse. Han pasado más de dos meses desde entonces y el empresario, ex controlador de D&S (hoy Walmart Chile), está planeando una nueva expedición junto a su mujer, Ana María Domínguez. Esta vez al Aconcagua.

Si bien no tiene la altura del Everest (8.848 metros), la montaña argentina ubicada en la provincia de Mendoza es la cumbre más alta de América, con 6.962 metros. La idea es hacer el ascenso en enero próximo, siempre y cuando Ibáñez esté en condiciones, es decir, con sus manos recuperadas en un 100%. De lo contrario, lo dejarán para más adelante, “total, la montaña está siempre ahí esperándote”, dice el empresario.