La investigación de la SVS por la cuestionada operación de venta entre las sociedades cascada a través de las cuales Julio Ponce controla SQM, tiene a todo el mercado en vilo. El regulador está mirando con lupa a quienes tuvieron que ver con el negocio y a la auditora Price WaterhouseCoopers (PwC). Según se comenta, anteriormente era Ernst & Young la auditora de las sociedades Norte Grande, Oro Blanco, Pampa Calichera y Potasios la que habría tenido criterios distintos para evaluar este tipo de operaciones de los que luego sostuvo su sucesor en estas empresas.

  • 25 abril, 2012

La investigación de la SVS por la cuestionada operación de venta entre las sociedades cascada a través de las cuales Julio Ponce controla SQM, tiene a todo el mercado en vilo. El regulador está mirando con lupa a quienes tuvieron que ver con el negocio y a la auditora Price WaterhouseCoopers (PwC). Según se comenta, anteriormente era Ernst & Young la auditora de las sociedades Norte Grande, Oro Blanco, Pampa Calichera y Potasios la que habría tenido criterios distintos para evaluar este tipo de operaciones de los que luego sostuvo su sucesor en estas empresas.

La investigación de la SVS por la cuestionada operación de venta entre las sociedades cascada a través de las cuales Julio Ponce controla SQM, tiene a todo el mercado en vilo. El regulador está mirando con lupa a quienes tuvieron que ver con el negocio y a la auditora Price WaterhouseCoopers (PwC). Según se comenta, anteriormente era Ernst & Young la auditora de las sociedades Norte Grande, Oro Blanco, Pampa Calichera y Potasios la que habría tenido criterios distintos para evaluar este tipo de operaciones de los que luego sostuvo su sucesor en estas empresas.

Consultados por Capital, en Ernst & Young declinaron hacer declaraciones al respecto, pero en los registros de la SVS figura un cambio en la compañía auditora en los estados financieros desde el ejercicio 2010 al 2011.