El 31 de enero pasado se selló la entrada del movimiento católico Sodalicios de la Vida Cristiana a la propiedad de la Universidad Gabriela Mistral. Ese día se realizó el primer consejo de la casa de estudios en el que participaron los miembros de la orden, que tomó el 50% de la institución. Entre ellos estaba el empresario Alejandro Danús, ex ejecutivo de Enersis y de la sociedad Punta de Lobos, quien es miembro activo del movimiento religioso y que fue invitado a participar en la universidad para apoyar la gestión y el crecimiento.

  • 28 febrero, 2012

El 31 de enero pasado se selló la entrada del movimiento católico Sodalicios de la Vida Cristiana a la propiedad de la Universidad Gabriela Mistral. Ese día se realizó el primer consejo de la casa de estudios en el que participaron los miembros de la orden, que tomó el 50% de la institución. Entre ellos estaba el empresario Alejandro Danús, ex ejecutivo de Enersis y de la sociedad Punta de Lobos, quien es miembro activo del movimiento religioso y que fue invitado a participar en la universidad para apoyar la gestión y el crecimiento.

En esa reunión se comenzó a idear el plan para posicionar a la casa de estudios entre los centros de educación top del país, sitial que ostentaba a principios de los 90. En lo inmediato, la tarea es realizar un diagnóstico y un plan estratégico para recautivar a los estudiantes. Actualmente la universidad tiene capacidad para unos 4.500 alumnos en su edificio ubicado en Ricardo Lyon, pero sólo tiene 2.500 estudiantes matriculados.