Inspirado en Peter Diamandis –el fundador de Singularity University que estuvo en Chile la semana pasada–, un grupo de emprendedores estaría creando una plataforma que busca subir al país al carro de los cambios exponenciales que se están generando en el mundo con la tecnología. Entre ellos se encuentra el director de la Asech, Tomás […]

  • 23 noviembre, 2017

Inspirado en Peter Diamandis –el fundador de Singularity University que estuvo en Chile la semana pasada–, un grupo de emprendedores estaría creando una plataforma que busca subir al país al carro de los cambios exponenciales que se están generando en el mundo con la tecnología. Entre ellos se encuentra el director de la Asech, Tomás Sánchez; el ingeniero Hans Petersen y dos hijos del abogado Jorge Carey: Andrés y Jorge, presidente ejecutivo de CHV.

Quienes conocen el proyecto aseguran que la idea es armar dos posibles escenarios para Chile en 20 años más: uno catastrófico y otro optimista, con el objetivo de poder prepararse para distintos casos. En el primero, el país se sube a la vanguardia tecnológica y en el segundo no. El grupo se reúne cada quince días, y de llevarse a cabo el proyecto que se encuentra en una etapa inicial, se concretaría en un año más.