Inmediatamente después de ingresar al SEIA, el proyecto que contempla la construcción de 343 torres de alta tensión entre Rapel y Lo Aguirre comenzó a generar ruido. En 122 kilómetros, Eletrans II –Propiedad de Chilquinta y Saesa– construirá dos líneas de transmisión de 56,4 y 65,6 kilómetros respectivamente y abarcará cinco comunas en la Región […]

  • 29 octubre, 2015

tendido-electrico

Inmediatamente después de ingresar al SEIA, el proyecto que contempla la construcción de 343 torres de alta tensión entre Rapel y Lo Aguirre comenzó a generar ruido. En 122 kilómetros, Eletrans II –Propiedad de Chilquinta y Saesa– construirá dos líneas de transmisión de 56,4 y 65,6 kilómetros respectivamente y abarcará cinco comunas en la Región Metropolitana y Bernardo O‘Higgins: Pudahuel, Curacautín, Melipilla, San Pedro y Litueche.

Los opositores a la iniciativa aseguran que el tendido pasará por a lo menos seis reservas naturales, como la Reserva Nacional El Yali, y Altos de Cantillana, además de zonas de interés turístico como Rapel y Pomaire y múltiples campos productivos. La familia Ariztía (dueños de pollos Ariztía) tiene varios predios en la zona, al igual que los empresarios Rodrigo Barros y Felipe Lanas, quienes podrían verse afectados por el trazado.
El 10 de diciembre vence la etapa de participación ciudadana. Pero la tensión ya comenzó a subir.