Agua purificada, cebada malteada, lúpulo y levadura son los ingredientes de la fórmula secreta que en 1873 el holandés Gerard Adriaan Heineken creó y que se mantiene intacta hasta la fecha. La celebración de los 140 años de la marca se realizará durante todo el 2013 en los 180 países donde se comercializa. Para Gustavo […]

  • 25 febrero, 2013
Heineken

Heineken

Agua purificada, cebada malteada, lúpulo y levadura son los ingredientes de la fórmula secreta que en 1873 el holandés Gerard Adriaan Heineken creó y que se mantiene intacta hasta la fecha. La celebración de los 140 años de la marca se realizará durante todo el 2013 en los 180 países donde se comercializa.

Para Gustavo Schickendantz, country manager de Heineken Chile, “esta celebración es una oportunidad para repasar nuestro pasado, para tomar conciencia y festejar la historia tan rica y apasionante que nos brinda esta cerveza”. La fecha, además, se traduce en el lanzamiento de botellas de edición limitada que relatan 4 hitos de la marca.

El secreto de Heineken no sólo reside en el producto. Su estrategia publicitaria y sus acciones de marketing la convierten en una de las más poderosas marcas a nivel mundial. En los últimos años ha conseguido una gran notoriedad gracias a su apuesta continua por la creatividad a través de diferentes soportes y medios. Muchos de sus anuncios televisivos se han convertido en auténticos clásicos, que han hecho a Heineken mundialmente reconocida por el toque de humor y originalidad en sus anuncios.

Este es el caso del último spot de Heineken, publicado a finales del año pasado bajo el título de The Entrance. Este divertido anuncio, creado por Wieden+Kennedy Ámsterdam, fue galardonado en el Festival Internacional de Praga (Piaf) como el mejor spot de bebida. El corto, de 90 segundos, tiene como protagonista a un joven que llega a una fiesta y pretende tomar una cerveza, pero la admiración que le rinde el resto de los invitados se lo hace imposible. Otro clásico es The Walking Fridge, que creó la agencia holandesa TBWA/Neboko, en la que un grupo de mujeres gritan extasiadas por un clóset lleno de ropa y accesorios mientras un grupo de hombres hace lo mismo con un clóset refrigerador colmado de Heineken. Por esta pieza la compañía ganó el León de Cannes, el 2009.

La estrategia también suma a las redes sociales. El inicio de las actividades relacionadas con el aniversario de la marca lo dio un mural interactivo de luces confeccionado con 5 mil botellas de cerveza en el Museo Heineken Experience Amsterdam, donde cada una de las botellas lleva una luz led en su interior. Además, se invitó a los fans en Facebook a compartir sus propios mensajes de felicitaciones, los cuales son proyectados en el mural.

Como la espuma

En la década del 60 del siglo XIX, Gerard Adriaan Heineken decidió comprar una fábrica de cerveza de Ámsterdam. Al poco tiempo la trasladó a un edificio nuevo donde implantó un revolucionario proceso de fermentación baja, que permitía producir una cerveza más clara y duradera. Heineken quería introducir una cultura de la cerveza en los cafés de Ámsterdam para la élite. En sólo 20 años creó un imperio.

Tras el fallecimiento de Gerard, su hijo Henry Pierre asumió el mando y fomentó la introducción de tecnología moderna. Así pasó a ser una empresa de carácter multinacional. En los años 20 del siglo pasado, en Estados Unidos reinaba la Ley Seca. En cuanto ésta se derogó Heineken se lanzó sobre su mercado siendo desde entonces la cerveza de importación más consumida en el país

Alfred Heineken, el sucesor al mando de la compañía, estuvo dos años viviendo en Estados Unidos, donde descubrió la fuerza de la publicidad. 1948 fue el comienzo de una larga historia de exitosas campañas y anuncios que, a partir de aquel momento, se centraron en la marca y no en el producto, introduciéndose cambios en la tipografía y logotipo de Heineken.

A finales de 1999, fue aclamada por el sector comercial holandés como la Marca del Siglo y Alfred Heineken fue nombrado Anunciante del Siglo. Su hija, Charlene de Carvalho-Heineken, continúa con la tradición familiar en la dirección de la compañía.

Desde hace 7 años Heineken es el principal media sponsor de la Uefa Champion Leage y ha acompañado las últimas 3 películas de James Bond. La semana pasada se dieron a conocer las cifras del año 2012: la compañía posee 165 fábricas con un volumen de 221 millones de hectolitros de cerveza vendidos. Heineken es la mayor cervecería de Europa y el tercer mayor productor del mundo por volumen.

“Santiago es la tercera ciudad con más fans de Heineken y Chile se encuentra en la novena posición de 180 países. Una característica que hace del mercado nacional un asunto prioritario. De hecho, se hacen ajustes a las campañas internacionales tomando en cuenta factores que responden al gusto local”, comenta Schickendantz. El consumo en Chile de cerveza promedia 40 litros por persona, muy por debajo de los más de 100 litros de Alemania o los 80 litros de Venezuela. •••