Robin Williams lo definió como el Picasso de la animación y la popularidad de sus creaciones –Bugs Bunny, Correcaminos y Pato Lucas– justifican que la obra de Chuck Jones entre en el Museo de la Imagen en Movimiento (MoMI), en la exposición más divertida del año en Nueva York. Cuando Chuck Jones murió en 2002 […]

  • 21 julio, 2014

EFE-Chuck-Jones

Robin Williams lo definió como el Picasso de la animación y la popularidad de sus creaciones –Bugs Bunny, Correcaminos y Pato Lucas– justifican que la obra de Chuck Jones entre en el Museo de la Imagen en Movimiento (MoMI), en la exposición más divertida del año en Nueva York.

Cuando Chuck Jones murió en 2002 no dijo, como su personaje más célebre, aquello de “Esto es Todo Amigos”, sino que dejó para la eternidad un legado, un sentido del humor y una manera de trabajar que quedan desglosadas en la exposición que se podrá ver en el museo de Queen entre el 19 de julio y el 19 de enero de 2015.

“What’s Up, Doc?” o como se decía en la versión en español, [tweetable]”¿Qué hay de nuevo, viejo?” es el título de la muestra[/tweetable]. En ella han colaborado entidades tan prestigiosas como la Academia de Hollywood, que le dio un Óscar honorífico en 1996, la Smithsonian Institution, de Washington o el Centro de Creatividad Chuck Jones. Su hija recordó en la inauguración cómo para él “el trabajo de animación era un 90% empeño y un 10% amor, pero siempre decía que era el amor lo único que tenía que verse al final”. Y la exposición muestra algunos de sus trabajos más célebres, pero también otros quizá menos conocidos o con alto contenido intelectual.

Lee la noticia completa en ABC.es