Aunque pudo dedicarse a hacer filmes “serios” por el resto de su carrera, Steven Spielberg tenía espacio para un filme sci fi más: Ready Player One, fábula futurista que desarrolló durante casi una década, no solo por su urgente mensaje social, sino porque además refleja parte de su propia historia y legado personal.

  • 15 marzo, 2018

Para ver la nota completa y otros contenidos exclusivos debes estar suscrito a Revista Capital

Si ya eres suscriptor ingresa aquí