Sandia National Laboratories está detrás de la mayoría de los programas de defensa de Estados Unidos más relevantes. De hecho, la institución asesora al Departamento de Energía, de Defensa y a la Armada norteamericana. Sin embargo, según Business Insider, muy pocos saben que existe. El laboratorio está a cargo de los programas nucleares del país -desde la energía […]

  • 28 agosto, 2012

Sandia National Laboratories está detrás de la mayoría de los programas de defensa de Estados Unidos más relevantes. De hecho, la institución asesora al Departamento de Energía, de Defensa y a la Armada norteamericana. Sin embargo, según Business Insider, muy pocos saben que existe.

El laboratorio está a cargo de los programas nucleares del país -desde la energía nuclear al desarrollo de armas-, y también lleva a cabo investigaciones y proyectos en súper computación, tecnología microelectromecánica, sistemas de armas de láser y seguridad cibernética. Allí, además, se encuentra el mayor generador de rayos X del mundo.

[box num=”1″]

¿Cuál es la historia detrás de este laboratorio? Business Insider cuenta que luego de la segunda guerra mundial, J. Robert Oppenheimer -creador de la bomba atómica y profesor de la Universidad de California- necesitaba un lugar para continuar con sus investigaciones.

La Armada creó Oxnard Field en Albuquerque, la principal institución de investigación nuclear del país. Al poco tiempo, el establecimiento recibió el nombre de Sandia Base, ya que estaba ubicado cerca de las montañas Sandia. Por eso, Sandia National Laboratories se le conoce como el sucesor del proyecto de la bomba atómica de Oppenheimer, y allí se realizaron todos los estudios durante la guerra fría.

Para conocer en profundidad la historia de este laboratorio, lea el reportaje en Business Insider