La presentación en Beijing de los nuevos teléfonos inteligentes de Apple, el iPhone 5S y el 5C, ha decepcionado a los usuarios chinos, que criticaron los altos precios de los aparatos de una marca que atraviesa horas bajas en China. El evento en un hotel de la zona financiera de Beijing se había presentado como […]

  • 14 septiembre, 2013

China. Foto EFE

La presentación en Beijing de los nuevos teléfonos inteligentes de Apple, el iPhone 5S y el 5C, ha decepcionado a los usuarios chinos, que criticaron los altos precios de los aparatos de una marca que atraviesa horas bajas en China.

El evento en un hotel de la zona financiera de Beijing se había presentado como el primero que el gigante estadounidense celebraba lejos de su sede en Cupertino y de manera casi simultánea con el anuncio de sus nuevos modelos en EEUU, en lo que se percibía como un intento de reconectar con un público chino que en los últimos meses se ha distanciado de la marca.

Pero el acto, que había generado una enorme expectativa en China, se limitó a reproducir el video del acto en Cupertino y no desveló ningún anuncio exclusivo para el mercado asiático, como se había especulado.

Las tiendas de Apple en China sí han divulgado los precios que tendrán los nuevos modelos, que por primera vez se pondrán a la venta en de manera simultánea con EEUU.

El 5C, que se presentaba como la primera apuesta de la marca de la manzana por un teléfono “económico”, se venderá en China por 4.488 yuanes (US$ 733), por encima de los US$ 649 que cuesta en EEUU el 5S, el modelo más alto de la nueva gama.

Es el precio de un móvil liberado y no vinculado a ninguna compañía, la modalidad por la que optan la mayoría de los ciudadanos chinos. Los usuarios reaccionaron en las redes sociales al anuncio de estos precios, que una gran mayoría consideró demasiado caros para el poder adquisitivo de un ciudadano medio en este país.

“Dicen que es la versión ‘low cost’, pero ¿para quién? Es igual de caro pero con un equipamiento muy bajo”, indicó una internauta en Weibo, el twitter chino, mientras otro se preguntaba: “¿Apple piensa que los chinos son tontos y adinerados?”.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.