En protagonista de la crisis del agua terminó convertida la ex ministra de Defensa y miembro del Consejo para la Transparencia, Vivianne Blanlot, luego de que la Corte de Apelaciones de Santiago determinara que la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) deberá hacer público parte del contrato suscrito entre Aguas Andinas y AES-Gener para el proyecto […]

  • 21 febrero, 2013
Vivianne Blanlot

Vivianne Blanlot

En protagonista de la crisis del agua terminó convertida la ex ministra de Defensa y miembro del Consejo para la Transparencia, Vivianne Blanlot, luego de que la Corte de Apelaciones de Santiago determinara que la Superintendencia de Servicios Sanitarios (SISS) deberá hacer público parte del contrato suscrito entre Aguas Andinas y AES-Gener para el proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

En el fallo, los ministros acogieron el recurso de reclamación presentado por parlamentarios y comunidades de la zona, en contra de la decisión del Consejo para la Transparencia que había denegado el acceso al escrito.
La resolución de la Corte de Apelaciones determina que no existen motivos para mantener en reserva el acuerdo dada la trascendencia que reviste el agua, compartiendo el razonamiento de Vivianne Blanlot que en una sesión del Consejo exigió que se hiciera público parte del convenio.

Así, Aguas Andinas y AES-Gener deberán revelar no sólo el precio que acordaron para el negocio, sino cuáles son las obligaciones de cada uno, cómo se van a medir los caudales de agua y el estado de los derechos de agua.

El 6 de junio de 2011, AES Gener suscribió con Aguas Andinas un contrato para producir electricidad con las aguas que la sanitaria posee en las lagunas cordilleranas Negra y Lo Encañado. Ello, bajo el compromiso de que éstas siempre serán restituidas y jamás se pondrá en riesgo el abastecimiento de agua potable en la Región Metropolitana.

El convenio también estableció un pago mensual de la eléctrica por 40 años y diversos protocolos de uso, ya que se trata de aguas estratégicas para el consumo de los seis millones de habitantes de la capital.