¿Quién es Anderson Cooper? En momentos especialmente dramáticos, el periodista se transformó en la gran apuesta de CNN y en un ícono pop. Por Federico Willoughby Olivos

 

  • 24 marzo, 2011

¿Quién es Anderson Cooper? En momentos especialmente dramáticos, el periodista se transformó en la gran apuesta de CNN y en un ícono pop. Por Federico Willoughby Olivos

Han sido buenos meses para las estaciones de noticias norteamericanas. Después de la cobertura de la elección a Obama, que tuvo ribetes épicos (un héroe, su sueño, unos malos algo tontos y otros malos algo buenos), daba la sensación de que iba a ser difícil para la televisión alcanzar esos niveles de audiencia y atención, sobre todo cuando la gente mira más y más series en sus computadores. Pero, claro, no contábamos con el rescate de los mineros (hecho que fue comparado con las imágenes del hombre en la luna) y más recientemente con las protestas en Egipto y la actual crisis en Japón.

En términos noticiosos han sido momentos tan importantes que la figura del hombre ancla ha vuelto a relucir. Y, en especial, la del rostro de CNN , Anderson Cooper. El tipo nació siendo una celebridad, culpa de ser hijo de Gloria Vanderbilt, una de las socialités más importantes de Nueva York, quien es hija a su vez del multimillonario Cornelius Vanderbilt. De joven, Anderson se dedicó al modelaje para después estudiar en Yale y hacer su práctica en la CIA (sí, la CIA). Sin estudios formales de periodismo (se formó en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales) se ha transformado en una suerte de ícono de las noticias.

El momento clave ocurrió durante la cobertura del huracán Katrina, cuando enfrentó a un grupo de senadores y al reverendo Jesse Jackson respecto a lo sucedido. El episodio fue catalogado por algunos medios como el nacimiento del “emo-periodismo” y convirtió a Cooper en una estrella instantánea. De hecho, ha aparecido riéndose de sí mismo en Saturday night life y hoy por hoy goza del privilegio de ser tremendamente famoso y un símbolo pop.

Por eso, cuando en medio de las protestas en Egipto, Cooper fue golpeado por una turba, no fue extraño que Jon Stewart, el animador de The daily show (programa humorístico sobre actualidad), dijera: “okey, podemos aguantar muchas cosas, pero no vamos a dejar que toquen un solo milímetro de ese pelo prístino”. Además, Cooper está por estos días aprendiendo a usar twitter, y en medio del drama de Japón lanza mensajes del tipo “tenemos que salir de la zona de emergencia pero no tenemos combustible”, para después terminar la mini teleserie con “ya con el auto cargado y partiendo a un lugar seguro”.

Y así, mientras Larry King dejó la entrevista de CNN , Cooper se alza como la nueva gran figura de la pantalla y el personaje de recambio necesario para una audiencia que no tiene muy claro por qué tiene que ver televisión si puede mirar su notebook o el celular.

El nuevo jefe
Steve Carrell deja The office y quizás nada sea lo mismo. Quizás. Después de 6 años comandando la oficina más extraña pero también la más parecida a cualquiera del mundo real, el actor de rostro inefable acaba de grabar su último capítulo de la temporada. Finalmente, el tipo que daba vida al genial Michael Scott se ha convertido por mérito propio en una mega estrella de Hollywood. Y decidió dedicarse de lleno al cine.

La pregunta ahora es quién lo va reemplazar. Todavía no es seguro, pero por ahora los candidatos que suenan son Will Arnett (de la serie Arrested development) y Harvey Keitel. Nada concreto hay todavía, y hasta alguno del elenco actual podría ser ascendido. Lo bueno es que ya se confirmó una próxima temporada… por lo que habrá que ver cómo anda la cosa con el nuevo jefe.