En los 80′, el cineasta dio una entrevista telefónica para un documental japonés que no llegó a emitirse.

  • 9 julio, 2018

Cincuenta años han pasado desde que se estrenó 2001: una odisea en el espacio. Cincuenta años en que todos nos hemos preguntado qué significa el final de la cinta. Stanley Kubrick, el director, siempre se negó a dar una explicación.

Sin embargo, en 1980 dio una entrevista telefónica a Jun’ichi Yaoi, director japonés que estaba realizando un documental sobre experiencias paranormales. En dicha entrevista hablaron sobre The Shining y aprovechó la entrevista para preguntarle por el final de 2001. Kubrick dio una explicación directa y simple del final, sin dejar margen a la especulación:

“He intentado evitar hacer esto desde que salió la película. Las ideas suenan tontas cuando las dices, mientras que escenificadas uno las siente, pero lo voy a intentar.

Se supone que [Dave] fue atrapado por entidades divinas; criaturas de energía e inteligencia pura, sin silueta ni forma. Lo pusieron en lo que supongo que podrías describir como un zoológico de humanos para estudiarlo, y toda su vida transcurre desde ese momento en esa habitación. Él no tiene sentido del tiempo. Todo parece suceder como lo hace en la película.

Eligen una habitación que es una réplica muy inexacta de la arquitectura francesa (deliberadamente inexacta) porque alguien sugirió que tenía cierta idea de algo que [Dave] podría considerar bonito, pero no estaba del todo seguro. Del mismo modo que no estamos muy seguros de qué hacer en los zoológicos con los animales para tratar de darles lo que creemos que es su entorno natural.

En cualquier caso, cuando terminan con él, como sucede en tantos mitos de todas las culturas del mundo, se transforma en una especie de superser y es enviado de vuelta a la Tierra, transformado en una especie de superhombre. Solo podemos imaginar lo que sucede tras su regreso. Es un patrón común en una gran cantidad de mitología, y eso es lo que intentamos sugerir”.

Su explicación es muy parecida a la que ofrece Arthur C. Clarke en la novela que escribió al tiempo que Kubrick desarrollaba la película, pero aun así hay quien duda que la grabación sea auténtica.

El documental del que fue extraída no llegó a lanzarse nunca y solo ha salido a la luz ahora, después de que alguien adquiriera un VHS en eBay con el metraje en bruto.

La conversación sobre el final de ‘2001’ empieza a partir del minuto 49:40