El 4 de abril de 1968, el fotógrafo Henry Groskinsky y el escritor Mike Silva de LIFE, se enteraron que Martin Luther King había sido asesinado en el Motel Lorraine en Memphis. Inmediatamente se subieron a un auto, recorrrieron 200 millas y llegaron a la escena del crimen donde, para su sorpresa, se encontraron […]

  • 4 abril, 2013

 

El 4 de abril de 1968, el fotógrafo Henry Groskinsky y el escritor Mike Silva de LIFE, se enteraron que Martin Luther King había sido asesinado en el Motel Lorraine en Memphis. Inmediatamente se subieron a un auto, recorrrieron 200 millas y llegaron a la escena del crimen donde, para su sorpresa, se encontraron con que podían entrar, sin trabas, al patio del motel, al edificio abandonado, a la pieza donde estaba alojando Martin Luther King e incluso pudieron ver la sangre que había salido del cuerpo del líder, que había muerto un par de horas antes.

Por razones desconocidas, estas fotografías nunca fueron publicadas en LIFE y la historia no había sido contada por los testigos hasta hoy, día en que se conmemora el aniversario número 45 de su muerte:

Para acceder a la galería completa entra a Time.