La crisis económica no ha hecho distingos a la hora de disminuir las plantillas de las empresas. Un estudio publicado por la consultora Booz & Company y realizado entre las 2.500 empresas más grandes del mundo, arrojó que los jefes y altos directivos están engrosando la lista de desempleo, dado que muchas compañías están haciendo […]

  • 9 junio, 2009

La crisis económica no ha hecho distingos a la hora de disminuir las plantillas de las empresas. Un estudio publicado por la consultora Booz & Company y realizado entre las 2.500 empresas más grandes del mundo, arrojó que los jefes y altos directivos están engrosando la lista de desempleo, dado que muchas compañías están haciendo cambios en sus planas gerenciales. Lo positivo de esta información es que los ejecutivos con más experiencia están al alza (ver gráfico).

Booz & Company explica que la rotación de ejecutivos a nivel mundial ha aumentado de 13,8% en 2007 a 14,4% en 2008 y que la región donde más ha aumentado el fenómeno ha sido Asia (un 3,8%), mientras que en Norteamérica cayó medio punto y 1,7% en Europa.

A nivel local, se han iniciado varios procesos de desvinculación. Andrés Freudemberg, gerente general de DBM Chile, señala que son cada vez más las empresas que están apoyando concretamente a sus ejecutivos y empleados al momento de tomar una decisión tan difícil como despedir, encontrando en el servicio de outplacement una forma práctica de aplicar políticas avanzadas de RRHH y RSE.

En cuanto a las industrias que más han comenzado a ofrecer outplacement, Freudemberg comenta que la demanda surgió principalmente de empresas automotrices e inmobiliarias. “Luego comenzaron a contratar el servicio compañías del sector minero y de manufactura”. En People & Partners, en tanto, explican que el mercado de oportunidades laborales para el segmento de ejecutivos se ha restringido y ha aumentado el número de profesionales en transición. Las decisiones de contratación por parte de las empresas se lentifican y muchas quedan en compás de espera. “Nos ha aumentado considerablemente el número de ejecutivos de alta dirección en nuestros programas de outplacement, a los que les está tomando más tiempo resolver sus transiciones. Esta situación fuerza la plasticidad de los profesionales a buscar distintos tipos de trabajo, distintas formas de emplearse, buscando asesorías o portafolio de empleadores, que son fi guras futuristas”, explica Janet Spröhnle, directora ejecutiva de la firma.