Un equipo de cuatro profesionales del Ministerio de Bienes Nacionales, un ingeniero comercial y tres abogados está a cargo de rastrear por cielo mar y tierra las acciones e inmuebles del fisco que actualmente se encuentran en tierra de nadie.

Se trata de acciones, fondos mutuos, depósitos y hasta inmuebles que nadie ha reclamado y que alguna vez pertenecieron a gente que murió sin dejar herederos o éstos jamás se enteraron de que estos recursos les pertenecían.

La cartera que dirige Catalina Parot está abocada desde hace meses a regularizar todos esos activos económicos, que hasta hora sólo en acciones y dividendos podrían alcanzar a nada menos que cuatro mil millones de pesos.

A mediados de julio, la repartición anunció una licitación pública para contratar un corredor de bolsa que maneje las acciones no liquidadas a nombre del fisco de Chile avaluadas en 778 millones de pesos. “Se trata de acciones que siendo de dominio fiscal, han permanecido por largos años sin enajenarse y con este proceso podremos favorecer el financiamiento de importantes políticas públicas”, dijo la secretaria de Estado en la bolsa.

  • 31 julio, 2012

Un equipo de cuatro profesionales del Ministerio de Bienes Nacionales, un ingeniero comercial y tres abogados está a cargo de rastrear por cielo mar y tierra las acciones e inmuebles del fisco que actualmente se encuentran en tierra de nadie.

Se trata de acciones, fondos mutuos, depósitos y hasta inmuebles que nadie ha reclamado y que alguna vez pertenecieron a gente que murió sin dejar herederos o éstos jamás se enteraron de que estos recursos les pertenecían.

La cartera que dirige Catalina Parot está abocada desde hace meses a regularizar todos esos activos económicos, que hasta hora sólo en acciones y dividendos podrían alcanzar a nada menos que cuatro mil millones de pesos.

A mediados de julio, la repartición anunció una licitación pública para contratar un corredor de bolsa que maneje las acciones no liquidadas a nombre del fisco de Chile avaluadas en 778 millones de pesos. “Se trata de acciones que siendo de dominio fiscal, han permanecido por largos años sin enajenarse y con este proceso podremos favorecer el financiamiento de importantes políticas públicas”, dijo la secretaria de Estado en la bolsa.

Un equipo de cuatro profesionales del Ministerio de Bienes Nacionales, un ingeniero comercial y tres abogados está a cargo de rastrear por cielo mar y tierra las acciones e inmuebles del fisco que actualmente se encuentran en tierra de nadie.

Se trata de acciones, fondos mutuos, depósitos y hasta inmuebles que nadie ha reclamado y que alguna vez pertenecieron a gente que murió sin dejar herederos o éstos jamás se enteraron de que estos recursos les pertenecían.

La cartera que dirige Catalina Parot está abocada desde hace meses a regularizar todos esos activos económicos, que hasta hora sólo en acciones y dividendos podrían alcanzar a nada menos que cuatro mil millones de pesos.

A mediados de julio, la repartición anunció una licitación pública para contratar un corredor de bolsa que maneje las acciones no liquidadas a nombre del fisco de Chile avaluadas en 778 millones de pesos. “Se trata de acciones que siendo de dominio fiscal, han permanecido por largos años sin enajenarse y con este proceso podremos favorecer el financiamiento de importantes políticas públicas”, dijo la secretaria de Estado en la bolsa.