El financiamiento colectivo rentó 12,8% el 2018, consolidándose entre las mejores alternativas de renta fija.

  • 27 enero, 2019

En un escenario en que los instrumentos tradicionales de inversión  no han tenido las rentabilidades más atractivas, muchos inversionistas están buscando nuevas alternativas para rentabilizar su dinero.

El 2018 fue un año muy atractivo para el crowdfunding -o financiamiento colectivo-, ésta es una forma de invertir comprando participación (acciones) de compañías de menor tamaño con buenas proyecciones. Se puede acceder a través de plataformas de crowdfunding de equity o de redes de inversionistas ángeles. También se puede invertir en fondos de capital de riesgo que diversifican en varias compañías.

Se llegó hasta un 12,8% de rentabilidad anual, posicionándose como la alternativa más rentable en renta fija. Así lo indica RedCapital, firma que facilita el financiamiento a pymes a través del crowdfunding.

“Esto tiene una mayor relevancia considerando que la mayoría de los instrumentos tradicionales de renta variable tuvieron rentabilidad negativa, como los fondos mutuos accionarios”, señala Gustavo Ananía, gerente general de la empresa.

Además agregó que, “fue sin duda el año de consolidación del crowdfunding, el cual sigue creciendo y obteniendo rentabilidades en torno al 10% anual. Esta alternativa permite que cualquier persona pueda invertir comprando facturas o prestando dinero a través de créditos con distintas garantías”.