Entre los clientes de LarrainVial circula desde mediados de agosto un informe que recoge las opiniones del director de estudios del banco de inversiones, Leonardo Suárez, acerca del momento político y su impacto en las finanzas públicas. El diagnóstico de LarrainVial es que, de no aumentarse los impuestos, el menor crecimiento de 2012 y la consecuente menor recaudación tributaria, “podrían generar desequilibrios fiscales permanentes, que serían exacerbados por el mayor gasto público, derivado de la necesidad de financiar un mayor gasto social”. El experto señala además que el empeoramiento del entorno global y el deterioro de la calidad de la política y de las instituciones están generando una menor confianza de los inversionistas en Chile, lo que se refleja en que –a diferencia de 2010 – la bolsa local ya no es refugio en medio del presente shock externo. En ese escenario, LarrainVial ya sensibilizó sus modelos de valuación de acciones incorporando el pronóstico de que el alza transitoria del 17% al 20% de los impuestos corporativos se transformaría en algo permanente, ya sea este año o el próximo. Pero estima que esa alza estaría parcialmente descontada en los actuales precios del mercado bursátil. “Todo indica que las nuevas prioridades políticas y las necesidades de caja del fisco inducirían al gobierno a impulsar un aumento de la carga tributaria”.

  • 6 septiembre, 2011

Entre los clientes de LarrainVial circula desde mediados de agosto un informe que recoge las opiniones del director de estudios del banco de inversiones, Leonardo Suárez, acerca del momento político y su impacto en las finanzas públicas.

El diagnóstico de LarrainVial es que, de no aumentarse los impuestos, el menor crecimiento de 2012 y la consecuente menor recaudación tributaria, “podrían generar desequilibrios fiscales permanentes, que serían exacerbados por el mayor gasto público, derivado de la necesidad de financiar un mayor gasto social”.

El experto señala además que el empeoramiento del entorno global y el deterioro de la calidad de la política y de las instituciones están generando una menor confianza de los inversionistas en Chile, lo que se refleja en que –a diferencia de 2010 – la bolsa local ya no es refugio en medio del presente shock externo.

En ese escenario, LarrainVial ya sensibilizó sus modelos de valuación de acciones incorporando el pronóstico de que el alza transitoria del 17% al 20% de los impuestos corporativos se transformaría en algo permanente, ya sea este año o el próximo. Pero estima que esa alza estaría parcialmente descontada en los actuales precios del mercado bursátil. “Todo indica que las nuevas prioridades políticas y las necesidades de caja del fisco inducirían al gobierno a impulsar un aumento de la carga tributaria”.