Aunque la cara más visible de la bullada OPA por Telefónica Chile fue el español Jorge Abadía, lo cierto es que en sus gestiones no estuvo solo. En todo momento contó con el respaldo del ejecutivo chileno Roberto Muñoz Laporte (37), el último fichaje corporativo de Telefónica en Madrid. De hecho, nos dijeron que Muñoz […]

  • 29 octubre, 2008

Aunque la cara más visible de la bullada OPA por Telefónica Chile fue el español Jorge Abadía, lo cierto es que en sus gestiones no estuvo solo. En todo momento contó con el respaldo del ejecutivo chileno Roberto Muñoz Laporte (37), el último fichaje corporativo de Telefónica en Madrid.

De hecho, nos dijeron que Muñoz fue el hombre que estuvo al frente de las negociaciones con las AFP y los minoritarios de la operadora local, proceso que no estuvo exento de dificultades antes de lograr acuerdo. Este ingeniero civil industrial de la Universidad de Chile, además de tener una amplia trayectoria profesional en Telefónica en Chile, cuenta con experiencia en procesos complejos. Así por ejemplo, en 2005 lideró –como mano derecha de Oliver Flogel, gerente general de Movistar– el proceso de integración de Telefónica Móvil y BellSouth.

Su próximo paso será retornar a las oficinas de Telefónica en Madrid, donde lidera desde hace algunos meses la Dirección de Innovación y Desarrollo de Negocios para América latina. Allí trabaja muy cerca de otros chilenos a quienes el grupo hispano ha confiado cargos estratégicos, como Claudio Muñoz, Pedro Villar y Cristián Aninat.