Hace algunos meses, los vecinos de Las Brisas de Chicureo anunciaron la construcción de Ruta Las Brisas, un camino privado que les permitiría una conexión directa con el área principal de Piedra Roja, pasando por su rotonda y disminuyendo un viaje que toma 30 minutos a solo cinco. En el proyecto, recibieron el apoyo de […]

  • 22 noviembre, 2018

Hace algunos meses, los vecinos de Las Brisas de Chicureo anunciaron la construcción de Ruta Las Brisas, un camino privado que les permitiría una conexión directa con el área principal de Piedra Roja, pasando por su rotonda y disminuyendo un viaje que toma 30 minutos a solo cinco. En el proyecto, recibieron el apoyo de la Municipalidad de Colina, que ordenó una expropiación municipal de los terrenos donde se construiría la vía.

Apenas conocieron la propuesta, los vecinos del sector de Piedra Roja se opusieron, por los atochamientos que se producen por el alto flujo en horas punta en la rotonda Piedra Roja y que se verían agravados con la construcción del nuevo camino que conectaría con el condominio Las Brisas de Chicureo.

A través del estudio Contreras Velozo, la inmobiliaria Piedra Roja interpuso un reclamo de ilegalidad municipal ante la Corte de Apelaciones de Santiago y dos demandas civiles ante el Juzgado de Letras de Colina, con lo que logró la paralización de la expropiación en junio pasado.

Tras cinco meses de negociación, los dos condominios y la municipalidad lograron un acuerdo que se selló el viernes pasado: cofinanciarán las mitigaciones viales de la ruta por un monto cercano a 70 mil UF y crearán una corporación para que administre los fondos. A cambio, Piedra Roja desistirá de los juicios. Cuando eso ocurra, reanudarán las obras.