Trabajan juntos hace más de doce años y desde el 2012 que realizan el Festival urbano más famoso de Chile, Hecho en Casa, que comenzó a través de fondos del Estado y hoy se mantiene de la mano de un privado, de la ciudad y de la pasión por el arte.

  • 26 octubre, 2018

Una madrugada de domingo, Santiago amaneció diferente: un equipo de 50 personas había pegado 4.000 stickers con la palabra “por favor” en los discos PARE de la ciudad. ¿Los responsables? Felipe Zegers y Payo Söchting -a través del Grupo Grifo- quienes decidieron comenzar a trabajar juntos y realizar intervenciones urbanas.

“Nos dimos cuenta que sincronizábamos en estos planes medios chistosos, nos moríamos de la risa inventando series y personajes, no teníamos esta urgencia de trabajar con el arte urbano pero si con las comunicaciones en general”, cuenta Felipe. “Él estudió publicidad y yo diseño gráfico y queríamos crear algo”, dice contando de otras intervenciones que realizaron en conjunto, como la humanización de las autopistas, donde en las pantallas lead de éstas publicaron mensajes como “Fui al baño y vuelvo”,  Soy una autopista, tengo sentimientos” y Qué guapa que estás”. 

 

 

Del subterráneo a la luz

Las reuniones para idear una agencia que se dedicara a la publicidad no tradicional comenzaron siendo en el subterráneo de la casa de los papás de Felipe. Surgió ahí la idea de crear un colectivo y de desarrollar proyectos relacionados con la ciudad, la publicidad, la creatividad y lo audiovisual. De a poco fueron descubriendo que había un nicho para una publicidad no tradicional.

Tras ser invitados a participar en un encuentro de arte urbano en Ecuador, el equipo se dio cuenta que había otros artistas realizando este tipo de intervenciones urbanas.

“Éramos parte de ese grupo que estaba haciendo esto a nivel latinoamericano y a nivel mundial, que estaba haciendo estas cosas: ocupando la ciudad de una manera diferente y también ocupando el arte para comunicar con una comunicación positiva”, cuenta el Diseñador, Ilustrador y Muralista, Payo Söchting. “Comenzamos a trabajar, a conversar, generar vínculos, postulamos a fondos y no los ganamos y fuimos madurando”.

Con el tiempo nació el nombre de Colectivo Bla, el que según sus fundadores, “simplemente nació”.

 

El llamado del GAM

En el año 2008, el Centro Cultura Gabriela Mistral les pidió la realización de un proyecto para hacer que más gente visite el GAM. Con la experiencia obtenida en Ecuador, el colectivo decidió hacer intervenciones en la calle e instalar obras de arte tanto dentro como fuera del centro cultural para atraer visitas.

El proyecto presentado era demasiado grande y les ofrecieron patrocinarlo, pero el financiamiento había que buscarlo en otro lado.

“Fue muy genial que el GAM, como una institución del Gobierno, pudo cachar que nosotros teníamos algo interesante y nos apoyaron dándonos el soporte y nos permitieron tener credibilidad y obtener un fondo de la intendencia. Así nace el hecho en Casa en el año 2012”, dice el director Creativo de Bla, Felipe Zegers.

Los fondos de la Intendencia hicieron que el colectivo saliera a flote, pero tenían sus dificultades: no había estabilidad financiera y necesitaban endeudarse por los métodos de pago. Además -al no tener la certeza de que los iban a obtener al año siguiente- no podían agendar artistas conocidos a nivel mundial que requerían de un año de anticipación para hacer un trato. Es por eso, que deciden ir en búsqueda de una empresa privada y llegaron a Entel.

“El gobierno siempre nos apoyó y estamos muy agradecidos, pero cada año teníamos que ganar el fondo y era inestable. Esto nos demostró que Hecho en Casa funcionaba con privados y con el Estado”, comenta Felipe. “Es interesante el cómo puede trabajar una empresa tan grande como Entel con un grupo de creativos pequeño, como lo es el Colectivo Bla. Logramos mezclar el arte y la creatividad con las marcas, que a veces es muy difícil que se junte”, agrega.

 

Realmente Hecho en Casa

“Colectivo Blá es hoy uno de los principales exponentes en Chile y se podría decir de Latinoamerica, porque estamos tratando de hacer cosas en otros países, de lo que se llama el marketing urbano, lo manejamos de una manera tal que logramos generar a través de intervenciones experiencias muy fuertes”, señala el Gerente General del colectivo, Pablo Vergara.

Hecho en Casa se ha caracterizado por estar presentes en los medios de comunicación tradicionales y en los nuevos medios, como lo son las redes sociales, donde incluso han llegado a ser Trending Topic en varias ocasiones.

Dentro de sus obras más aclamadas, destaca Red & Blue, un  proyecto de mapping dirigido por el diseñador y publicista, Mario Coloma, en el que la Virgen de la Inmaculada Concepción ubicada en la cumbre del Cerro San Cristóbal fue ilumninada con diferentes formas y colores en el año 2013, obteniendo imágenes de diferentes vírgenes del mundo.  También sobresale la docena de huevos fritos instalados en Plaza Italia en el 2017, a cargo del reconocido artista holandés, Henk Hofstra.

 

Otra pieza que se ganó nuestro especial cariño -y que conllevó a la creación de varios chistes en internet- fue el pato de hule del artista holandés Florentijn Hofman, que era uno de los principales atractivos en la versión del año pasado y que se pinchó al topar con un letrero de metal en la laguna del Parque Quinta Normal.

“Nos sentimos orgullosos porque es realmente hecho en casa y chileno”, cuenta Payo.

Hecho en casa estará presente hasta el 4 de noviembre en diferentes puntos de Santiago, los que pueden encontrarse en este link.