Al abogado Mario Schilling no le gusta pasar inadvertido. No lo hizo en sus cinco años como vocero de la Fiscalía Oriente ni tampoco lo está haciendo ahora como abogado de su propio estudio, Schiling Asociados. Hace un par de meses comenzó una inusual campaña de radio promocionando su nuevo estudio, convirtiéndose en el primer bufete legal en hacer publicidad masiva.

 

 

  • 8 mayo, 2012

Al abogado Mario Schilling no le gusta pasar inadvertido. No lo hizo en sus cinco años como vocero de la Fiscalía Oriente ni tampoco lo está haciendo ahora como abogado de su propio estudio, Schiling Asociados. Hace un par de meses comenzó una inusual campaña de radio promocionando su nuevo estudio, convirtiéndose en el primer bufete legal en hacer publicidad masiva.

 

 

Al abogado Mario Schilling no le gusta pasar inadvertido. No lo hizo en sus cinco años como vocero de la Fiscalía Oriente ni tampoco lo está haciendo ahora como abogado de su propio estudio, Schiling Asociados. Hace un par de meses comenzó una inusual campaña de radio promocionando su nuevo estudio, convirtiéndose en el primer bufete legal en hacer publicidad masiva. Y, como era de esperar, no ha caído nada de bien entre sus pares. De hecho, el Colegio de Abogados lo llamó al redil y debió cambiar el tono del aviso. No estaba haciendo nada ilegal, pues lo que no se puede es hacer publicidad identificando clientes, pero fue considerado “un poco ofensivo”, como comentó el propio Schilling a Capital. Y era que no, si directamente en la radio decía “si está cansado de abogados ineficientes y tramitadores, confíe en Schilling Asociados, que cuenta con ingenieros detrás”. La publicidad seguirá durante todo el año. El objetivo de Schilling es que la gente internalice que ahora es un abogado independiente y que ya no trabaja en la Fiscalía…