Por: Federico Willoughby Olivos Anteojos que dan visión a los ciegos: los eSight3 graban video de alta definición y a través de algoritmos propios manipulan la magnificación y los contrastes de la luz para “devolver” a sus usuarios las imágenes en una calidad que sí pueden ver. Lo revolucionario del asunto es que funcionan tan […]

  • 23 noviembre, 2017

Por: Federico Willoughby Olivos

Anteojos que dan visión a los ciegos: los eSight3 graban video de alta definición y a través de algoritmos propios manipulan la magnificación y los contrastes de la luz para “devolver” a sus usuarios las imágenes en una calidad que sí pueden ver. Lo revolucionario del asunto es que funcionan tan bien, que permiten a alguien con problemas a la vista volver a una serie de actividades que van desde moverse solo a participar en deportes. Eso sí, valen casi 10 mil dólares el par, pero la propia empresa ayuda a buscar posibles fuentes de financiación. Lanzados en febrero, se estima que actualmente más de mil pacientes los usan.

El helado que no engorda (mucho): Halo Top es una empresa realmente preocupada por un mundo mejor. Por lo mismo, venden potes de helado que tiene alta proteína, poco azúcar y bajas calorías (el nirvana de los postres). Hay sabores como lemon cake, frambuesa, vainilla, chocolate mocha, mantequilla de maní, etc., y ninguno pasa de las 360 calorías por litro. ¿Y cómo logran este milagro? Pues bien, usan el edulcorante stevia, junto con azúcar de caña y alcohol de azúcar. Tampoco son muy sanos. Pero por su aporte al verano, tienen muy merecido estar en la lista de los mejores inventos del año.

El café en su punto: estudios científicos comprobaron que el café, una vez servido en una tasa, solo dura 37 segundos a temperatura ideal. Antes de eso es imposible de tomar y después solo queda la depresión del “café que se enfrió”. Por eso, un visionario –y adicto al café– decidió que tenía que hacer algo al respecto. Creó Ember Technologies, cuyo primer producto fue una taza de acero inoxidable que por su revestimiento de cerámica blanca mantiene el brebaje en su temperatura perfecta por al menos una hora (para ser precisos, entre 48 y 65 grados celsius), o para siempre si está sobre un platillo especial. Salió a la venta el 9 de noviembre y ya vendieron más de cinco mil unidades en EE. UU.

Un hiyab para las mujeres atletas: a saber, el hiyab (pronunciado “jiyab”) es el velo que cubre la cabeza y el pecho de las mujeres musulmanas desde la pubertad. El problema es que no es fácil practicar deportes con él. Como le dijo Manal Rostom, una corredora egipcia a Times, si el material es demasiado pesado, causa un exceso de sudoración. Si es demasiado ligero, puede caerse durante la competencia. Y si está ajustado de manera incorrecta, “sentirás que te ahogarás”. Nike decidió hacer algo al respecto y diseñaron el “Hiyab Pro”, que está hecho con una tela ligera y transpirable que absorbe la humedad.

Clínicas que funcionan como gimnasio: quizás inspirados en la salud oriental donde al doctor se le paga para que uno no se enferme, surgió Forward. La idea es que (y tal como un gimnasio) uno paga US$149 al mes y tiene acceso ilimitado a exámenes genéticos, análisis de sangre, inteligencia artificial, sensores, programas de planificación de pérdida de peso, consultas médicas de rutina y más. El fundador es un ex ejecutivo de Google, Adrian Aoun. Forward incluye en la suscripción mensual algunos medicamentos genéricos sin necesidad de copagos. Actualmente, tienen sedes en San Francisco y Los Ángeles, y han levantado US$100 millones en capital semilla.