Por Álvaro Peralta Sáinz Hotel NOI Es imposible hablar de un coctel de este bar, sin dejar de mencionar las particulares características de la ambientación. El Tramonto Bar & Terace se ubica en la azotea del Hotel Noi, donde además de una excelente barra, ofrece una vista panorámica de Santiago y una bella piscina que […]

  • 30 mayo, 2014

Por Álvaro Peralta Sáinz

martini

Hotel NOI
Es imposible hablar de un coctel de este bar, sin dejar de mencionar las particulares características de la ambientación. El Tramonto Bar & Terace se ubica en la azotea del Hotel Noi, donde además de una excelente barra, ofrece una vista panorámica de Santiago y una bella piscina que no deja de recordarnos esos meses cálidos que ya se fueron. Incluso en otoño no viene nada de mal subir hasta la terraza y contemplar la ciudad degustando un Martini, que en este bar se prepara de manera clásica y prácticamente perfecta. Un dato no menor: la marca de gin se le pregunta al cliente. ¿Qué más se puede pedir? Que el aire no esté tan sucio para que podamos disfrutar la vista.
Nueva Costanera 3736, teléfono 29418000, Vitacura.

Hotel Ritz Carlton
Ya que estamos hablando de un coctel tan clásico, no podemos dejar afuera al bar del Hotel Ritz Carlton, uno de los más tradicionales de Santiago, con una cuidada barra en la que se preparan de muy buena manera esos tragos de siempre. Es decir, con poca estridencia, nunca una botella haciendo figuras en el aire y menos aún sombrillas en miniatura u otras decoraciones de mal gusto en las copas o vasos. A la hora de ordenar aquí un Martini, se presencia un rito. Como el bar es de dimensiones pequeñas, uno puede observar y comentar todo el proceso de preparación. ¿El resultado? Excelente, casi perfecto. Aunque en nuestra humilde opinión, lo preferiríamos un pelito más seco.
El Alcalde 15, teléfono 24708500, Las Condes.

White Rabbit
¿Es posible escribir sobre buenos cocteles en Santiago y dejar fuera al White Rabbit? De momento, no. Todo lo que hemos podido probar en este bar del Barrio Bellavista ha resultado más que bueno. Y ahora, hablando de Martini, podemos decir que la barra de este local no destiñe. Ojo: no hay que engañarse con su oferta de cocteles novedosos, que es fecunda en mezclas, con mucha fruta y otras cosas dulces. Hay que pedir un Martini bien seco y aunque a uno no le pregunten por el tipo de gin a usar, el resultado será casi siempre imbatible. Una excelente copa, en su temperatura justa y con la dosificación perfecta. El White Rabbit no falla.
Antonia López de Bello 0118, teléfono 25034246, Providencia.

Carrousel
Este antiguo restaurante, que mezcla técnicas y recetas francesas con productos locales, es reconocido por la calidad de sus tradicionales platos y también por ser –desde hace muchos años– un frecuente punto de reunión de empresarios. Últimamente se ha convertido también en un lugar de encuentro para ejecutivos de los canales de televisión que, mal que mal, no trabajan muy lejos de ahí y en el Carrousel encuentran un lugar tranquilo y, por sobre todo, discreto para sus almuerzos de trabajo. ¿Y qué tiene que ver todo esto con el Martini? Pues nada, que ahí se prepara uno excelente. “El mejor de Santiago”, asegura un habitué de este local de calle Los Conquistadores.
Los Conquistadores 1972, teléfono 22321728, Providencia.

La Pescadería de Walker
En Borderío, en el mismo lugar donde antes estuvo el Delmónico (el que en realidad partió en calle Tobalaba en los años ochenta) funciona ahora La Pescadería de Walker, restaurante del empresario gastronómico Fernando Walker, quien a pesar de haber cambiado de giro desde la comida inspirada en la zona de Nueva Orleans a los productos del mar, conservó lo que en su momento llamó “bartini”. Es decir, una barra especializada en la preparación de una gran variedad de martinis. Así, en este restaurante hoy es posible pedir distintas variedades del cóctel, algunas mejor logradas que otras. Si nos piden uno para irse a la segura, lo mejor es ordenar el Appletini, obviamente, con un toque de manzana. ¿Y el Martini clásico? Mejor dejarlo para otros bares y concentrarse acá en el de manzana. El que sabe, sabe.
Monseñor Escrivá de Balaguer 6400 (Borderío), teléfono 4818803, Vitacura.

Doma
Éste es otro lugar del Barrio Bellavista que se está transformando en una costumbre para quienes buscan buenos cocteles. Además, gracias a que tiene una clara inspiración española, el gin –el favorito de las barras hispanas– campea a sus anchas entre los clientes. Acá, podemos dar fe, se sirve un gran Martini. Clásico, fresco y extremadamente seco. En esta barra el vermouth sólo se usa para perfumar los hielos que luego se usarán para enfriar el gin. El resultado: un coctel muy alcohólico y fuerte, pero agradable. Entonces, ¿es posible encontrar un Martini más seco en Santiago? Me atrevería a decir que no.
Dardignac 64, teléfono 27323015, Providencia.

VODKATINI

Una variante bastante conocida del Martini es el Vodkatini, en el cual se reemplaza el gin por vodka. Y como soy un declarado devoto del vodka, debo confesar que por lo general, prefiero pedir un Vodkatini que un Martini. Ahora bien, a la hora de pensar en el mejor de estos cocteles que he probado en Santiago durante los últimos meses –y tal vez años–, puedo apostar a que ese lugar es el Kilómetro Cero, donde lo sirven a la perfección y con el vodka que uno seleccione.
Isidora Goyenechea 3000 (subsuelo), teléfono 22457077, Las Condes.