China, la mayor economía de Asia, se ganó hace rato una reputación por sus cielos con smog. Pero por estos días, la vecina India libra una batalla mucho mayor contra la contaminación: el país del sur de Asia tiene las 10 ciudades más contaminadas del mundo. En las afueras de la capital de la India, […]

  • 22 octubre, 2018

China, la mayor economía de Asia, se ganó hace rato una reputación por sus cielos con smog. Pero por estos días, la vecina India libra una batalla mucho mayor contra la contaminación: el país del sur de Asia tiene las 10 ciudades más contaminadas del mundo.

En las afueras de la capital de la India, Nueva Delhi, Kusum Malik Tomar conoce el precio personal y económico de respirar el aire más tóxico del mundo. A los 29 años, se enteró de que la contaminación era el probable causante del cáncer que crecía dentro de sus pulmones. Ella nunca había tocado un cigarrillo. Su esposo Vivek vendió tierras para pagar su tratamiento y les pidieron prestado dinero a familiares. Sus ahorros desaparecieron lentamente.

“El gobierno está pensando en el crecimiento económico del país, pero la gente muere de enfermedades o las padece”, dijo Tomar. “¿Cómo se puede crecer económicamente cuando, dentro del país, los ciudadanos enfrentan problemas económicos debido a la contaminación del aire?”.

India lleva largo rato tratando de adoptar el tipo de enfoque nacional coordinado que ayudó a China a reducir la contaminación. Ahora, el gobierno del primer ministro Narendra Modi está impulsando nuevas iniciativas que, según afirma, empiezan a reducir el aire peligroso. Pero los avances tendrían que ser lo suficientemente amplios como para superar otras facetas del crecimiento desenfrenado de la India, desde el polvo que dejan miles de obras de construcción hasta los escapes de millones de autos nuevos.

Si se implementaran con éxito políticas estrictas para combatir el smog, los ciudadanos y el gobierno de la India serían mucho más ricos. Según cálculos del Banco Mundial, los gastos en atención médica y las pérdidas de productividad causadas por la contaminación le cuestan a India hasta el 8,5% del PIB. Con su tamaño actual de US$2,6 billones, eso significa cerca de US$221.000 millones por año.

 

Fuente: Diario Financiero