Por Carmen Verdejo, sicóloga y Directora Académica de Preuniversitario Personalizado Portezuelo El estudio es una actividad a la que los jóvenes dedican la mayor parte del tiempo y energía. Si logramos que lo realicen con gusto, disposición y comodidad podrán mejorar el ánimo y el rendimiento y activar sus neuronas. Sobre todo a estas alturas […]

  • 15 noviembre, 2017
Foto: Redd Angelo/ Unplash

Por Carmen Verdejo, sicóloga y Directora Académica de Preuniversitario Personalizado Portezuelo

Foto: Redd Angelo/ Unplash

El estudio es una actividad a la que los jóvenes dedican la mayor parte del tiempo y energía. Si logramos que lo realicen con gusto, disposición y comodidad podrán mejorar el ánimo y el rendimiento y activar sus neuronas. Sobre todo a estas alturas del año que se hace más difícil concentrarse.

El sociólogo estadounidense Paul Dennison creó hace varias décadas el Brain Gym o gimnasia cerebral, la que logra unir el hemisferio cerebral izquierdo con el derecho provocando así un mayor nivel de concentración y creatividad, mejorando las habilidades motrices y propiciando el aprendizaje.

Considerando que la gimnasia cerebral brinda herramientas sencillas y efectivas para disminuir el estrés que causa el estudio diario, es válido realizar esta práctica con movimientos y ejercicios concebidos para llenarnos de energía. Porque hemos visto que una serie de ejercicios de agilidad mental, también sirven para solucionar problemas de lectura, escritura, dislexia o hiperactividad.

Vale la pena poner atención en esta práctica y dedicarle unos pocos minutos para atenuar el cansancio ocular y los dolores de espalda. Asimismo, aumentar la concentración y productividad, permitiendo estudiar mejor, y con mayor facilidad.

7 Ejercicios de Gimnasia Cerebral para activar la mente

1. Botones del cerebro

Pone una mano en el ombligo y con la otra mano dibujar ‘unos botones imaginarios’ en la unión de la clavícula con el esternón (como hacia el pecho), haciendo movimientos circulares en sentido del reloj. Su beneficio es que estimula la vista y mejora la coordinación bilateral.

2. Gateo cruzado

Tocar enérgicamente la rodilla izquierda con el codo derecho y viceversa. Beneficio: Activa el cerebro para mejorar la capacidad media visual, auditiva, kinesiológica y táctil; Favorece la concentración; Mejora los movimientos oculares y Mejora la coordinación.

3. La lechuza

Poner una mano sobre el hombro del lado contrario, apretándolo firme, y girar la cabeza hacia ese lado. Respirar profundamente y botar el aire girando la cabeza hacia el hombro contrario. Repetir el ejercicio con el otro lado. Estimula la comprensión lectora y Libera la tensión del cuello y hombros.

4. Doble Garabateo

Dibujar con las dos manos al mismo tiempo, hacia adentro, afuera, arriba y abajo. Estimula la escritura y la motricidad fina.

5. Bostezo enérgico

Poner la yema de los dedos en las mejillas, simular un bostezo y hacer presión con los dedos. Estimula la expresión verbal y la comunicación, Oxigena el cerebro, relaja la tensión del área facial y Mejora la visión.

6. Ocho perezoso o acostado

Dibujar imaginariamente o con lápiz y papel, un ocho grande ‘acostado’ (de manera horizontal: ∞). Se comienza a dibujar en el centro y se continúa hacia la izquierda, se vuelve al centro y se termina el ocho al lado derecho.Estimula la memoria y la comprensión.

7. Sombrero del pensamiento

Poner las manos en las orejas y tratar de “quitarle las arrugas” empezando desde el conducto auditivo hacia afuera. Estimula la capacidad de escucha y Ayuda a mejorar la atención, la fluidez verbal y a mantener el equilibrio