Michael Milken no es el único ejecutivo que ha pasado un tiempo en prisión por el polémico uso de información privilegiada.
Al MBA de Wharton se suma una larga lista de personajes de gran curriculum universitario que han estado tras las rejas por
comportamientos nada nobles.

  • 6 agosto, 2008

Michael Milken no es el único ejecutivo que ha pasado un tiempo en prisión por el polémico uso de información privilegiada. Al MBA de Wharton se suma una larga lista de personajes de gran curriculum universitario que han estado tras las rejas por comportamientos nada nobles. De ellos, los más conocidos son Walter Forbes (MBA Harvard), presidente de Cendant Corp., quien estuvo recluido por fraude en los 90; Eugene Plotkin (bachiller de Harvard), ex ejecutivo de Goldman Sachs, que fue sentenciado a cinco años por tráfico de información; Jeffrey Skilling MBA en Harvard), ex CEO de Enron que fue sentenciado a 24 años por fraude; y el del consejero general de Comverse Technology, William Sorin (Harvard Law School), sentenciado a un año y un día por uso de información privilegiada para comprar acciones.

Pero sin duda, si de ejecutivos famosos en prisión se trata, la más reconocida de todos y que ha sabido reinventarse es Martha Stewart, quien fue formalizada por una sospechosa venta de acciones de la compañía biotecnológica ImClone Systems. Pasó cinco meses en prisión y hoy volvió a ocupar un lugar de privilegio en el mundo empresarial.