El Producto Interno Bruto de Estados Unidos experimentó un crecimiento de 1,7% en el segundo trimestre del año, cifra que, pese a confirmar la debilidad de la mayor economía del mundo, se ubicó muy por encima de las proyecciones. Expertos consultados por Bloomberg y Reuters esperaban una tasa de crecimiento de 1% para el periodo […]

  • 31 julio, 2013

Bandera estadounidense. Foto Flickr

El Producto Interno Bruto de Estados Unidos experimentó un crecimiento de 1,7% en el segundo trimestre del año, cifra que, pese a confirmar la debilidad de la mayor economía del mundo, se ubicó muy por encima de las proyecciones.

Expertos consultados por Bloomberg y Reuters esperaban una tasa de crecimiento de 1% para el periodo entre abril y junio.

Sin embargo, de acuerdo a las cifras anunciadas por el Departamento del Tesoro, se corrigió a la baja, desde un 1,8% a 1,1%, la expansión del PIB en el primer trimestre.

La información, dada a conocer por el Departamento de Comercio de EE.UU., muestra el crecimiento de la economía del país gracias a una aceleración de los inventarios de negocio y a una disminución del gasto de los consumidores.  De hecho, el consumo marcó un  1,8% en el segundo trimestre, en comparación al 2,3% experimentado entre enero y marzo.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.