Siria lleva más de tres años sumergida en una guerra civil que por el momento no parece terminar. Luego de que en agosto de 2013 Damasco fuera acusado de usar gas sarín en un ataque que dejó más de mil muertos, en octubre el país gobernado por Bashar Al Assad adhirió a la Convención sobre […]

  • 3 julio, 2014

EFE_buque Cape Ray

Siria lleva más de tres años sumergida en una guerra civil que por el momento no parece terminar. Luego de que en agosto de 2013 Damasco fuera acusado de usar gas sarín en un ataque que dejó más de mil muertos, en octubre el país gobernado por Bashar Al Assad adhirió a la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas.

Ahora, [tweetable]Estados Unidos recibe las últimas 800 toneladas de agentes químicos sirios para su destrucción[/tweetable] “en las aguas internacionales del Mediterráneo”, señaló el almirante John Kirby, portavoz del Pentágono.

78 contenedores de los que forman parte el gas mostaza y el sarín, los más peligrosos y llamados “Prioridad A”, fueron traspasados del carguero danés ‘Ark Futura’ al buque estadounidense ‘Cape Ray’, quien será el encargado de destruirlos, proceso que puede durar varias semanas.

Sin embargo, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) indicó que la destrucción debe durar “un máximo de 60 días.”

Revise el artículo completo en El Mundo