El Congreso norteamericano aplaudió la decisión del presidente Barack Obama de extender el cierre de algunas de sus embajadas ante la alerta de una amenaza terrorista de Al Qaeda, informa el Washington Post. Las entidades diplomáticas que son parte de esta medida están ubicadas en el Medio Oriente y en el norte de África. El […]

  • 5 agosto, 2013

Embajada de Tel Aviv. Foto EFE

El Congreso norteamericano aplaudió la decisión del presidente Barack Obama de extender el cierre de algunas de sus embajadas ante la alerta de una amenaza terrorista de Al Qaeda, informa el Washington Post.

Las entidades diplomáticas que son parte de esta medida están ubicadas en el Medio Oriente y en el norte de África.

El Departamento de Estado hizo público el viernes pasado la alerta de una “amenaza creíble” de parte de una de las ramas del grupo terrorista localizado en Yemén. Eso sí, no se conoce el blanco de dicho ataque.

Algunas de las embajadas que se mantendrán cerradas hasta el 10 de agosto son Arabia Saudita, Egipto, Jordania, Kuwait, Libia y Catar.

Revise el artículo completo en Washington Post.