Esto no es solamente un documental acerca de un tipo que sube a la azotea de una de las Torres Gemelas y cruza hacia la otra caminando sobre una soga a cientos de metros de altura. Esto es un documental sobre la obsesión de Philippe Petit por hacerlo, sobre cómo estuvo seis años planificando su […]

  • 5 marzo, 2009

Esto no es solamente un documental acerca de un tipo que sube a la azotea de una de las Torres Gemelas y cruza hacia la otra caminando sobre una soga a cientos de metros de altura. Esto es un documental sobre la obsesión de Philippe Petit por hacerlo, sobre cómo estuvo seis años planificando su proeza. Porque no fue cosa de llegar y cruzar, pues tuvo que infiltrarse hasta los últimos pisos, hacerse pasar por un contratista y finalmente subir un día, cruzar los cables de un rascacielos a otro usando un arco y una flecha y, sin avisarle a nadie, cometer el “crimen artístico del siglo”. Ganadora del Oscar a Mejor Documental, Man on Wire brilla particularmente por la habilidad del director James Marsh para combinar entrevistas a los involucrados, con escenas reales y recreaciones de los sucesos. Con ese material arma un documental que finalmente tiene que ver más con una buena película de acción y suspenso que con un film noir acerca de un equilibrista. (FW)

Man on Wire. Dirigida por James Marsh (2008)